¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Desde aquí escribo críticas de películas y novelas, cuénto como va la escritura de mis novelas y doy consejos para aprender a escribir ficción. Si te apetece ver una película o leer un libro que yo he puesto mal ¡vete a verla o léelo! Que a mí no me guste no significa que a ti te parezca lo mismo. Las críticas son una opinión personal y no tienes por qué coincidir conmigo.
Gracias por dejarte caer por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Puro vicio", de Paul Thomas Anderson; "Nightcrawler", de Dan Gilroy; "La desaparición" (novela corta), de Tim Krabbé; "Maps to the Stars", de David Cronenberg; "Help for the Haunted" (novela), de John Searles; "Selma", de Ava DuVernay; "El francotirador", de Clint Eastwood; "Críticas honradas" (Vida de escritor); "Timbuktú", de Abderrahmane Sissako; "Foxcatcher", de Bennet Miller; "Into the Woods", de Rob Marshall; "Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)", de Alejandro González Iñárritu;"Babadook", de Jennifer Kent; "La teoría del todo", de James Marsh; "Sobre el rechazo editorial" (Vida de escritor); "Whiplash".

miércoles, 1 de abril de 2015

Puro vicio [6]

Poster original de Puro vicio
Inherent Vice
(EE.UU., 2014, 149 min)
Dirección y guión:
Paul Thomas Anderson
Intérpretes:
Joaquin Phoenix
Josh Brolin
Katherine Waterston
Owen Wilson
Reese Witherspoon
Benicio del Toro
Jena Malone
Serena Scott Thomas
Eric Roberts
Martin Short
IMDb

A pesar del llevar más de sesenta años escribiendo, de haber publicado ocho novelas, y de tener muchísimo prestigio, a Thomas Pynchon nunca le habían adaptado una de sus novelas al cine. Paul Thomas Anderson es el primero al llevar a la gran pantalla el libro "Vicio propio" (2010). El film ha tenido críticas buenas, pero peores que las que normalmente logra Anderson, y pinchado en taquilla, aunque Joaquin Phoenix logró una nominación para los Globos de Oro y la película dos a los Oscars: Mejor Guión Adaptado y Mejor Vestuario.
   En 1970, el detective hippie "Doc" Sportello (Joaquin Phoenix) recibe una visita inesperada: su antigua novia Shasta Fay Hepworth (Katherine Waterston) le pide ayuda para que evite que la mujer (Serena Scott Thomas) de su actual amante, el millonario promotor Mickey Wolfman (Eric Roberts), lo encierre en un manicomio. En los siguientes días, Doc recibirá otros trabajos relacionados con el caso de Wolfman, que irán complicando la investigación.
Joaquin Phoenix en Puro vicio
Joaquin Phoenix
   "Puro vicio" estaría muy bien si no fuera tan larga, y si no fuera tan confusa. Por el protagonista que tiene, y las situaciones tan peculiares en donde se mete, podría decirse que esta película es como si "El Nota" de "El gran Lebowski" hubiera vivido en los años 70 y hubiera sido detective privado.
   La película tiene unas actuaciones increíbles (destacan sobre todo Joaquin Phoenix y Josh Brolin), y escena a escena es muy buena, con momentos divertidísimos, ya sea por demenciales o por un humor muy tontorrón que hace que te rías, y una puesta en escena sobresaliente. Pero ¡Dios mío, el esfuerzo que tienes que hacer pasa seguir la trama! Da tantas vueltas, hay tanta información sacada de la manga, y hay tantos personajes, que llega un momento que no sabes si a lo que estás viendo le queda algún resquicio de coherencia. Y como es tan larga, acabas cansándote de tener que estar atando cabos.
   Estructuralmente, lo más débil es cómo Anderson resuelve la trama principal, la de Mickey Wolfman. Esa historia es la que da comienzo a la película, y al final Anderson se la quita de encima con un titular; además, a Shasta le no pasa nada, y todo acaba como era de esperar. Y como la película tiene abiertas demasiadas tramas, toda la parte final, además de ser especialmente confusa, es mucho menos interesante.
   Y a lo largo de la película, a pesar de que a Phoenix le tienden una trampa al principio para que la policía sospeche de él, nunca se ve presionado (claro que yo nunca entendí del todo la relación de amistad-odio que había entre Phoenix y Broslin; y para mí es incomprensible la última escena de Broslin). Y está muy forzada la presentación del Colmillo de Oro: la asiática que le tendió una trampa, de repente, decide advertirle. Y no tiene mucho sentido que una mujer esté buscando a su marido, que en teoría está muerto, si éste aparece en la televisión armando alboroto.

martes, 24 de marzo de 2015

Nightcrawler [8]

Póster original de NightcrawlerNightcrawler
(EE.UU., 2014, 117 min)
Dirección y guión:
Dan Gilroy
Intérpretes:
Jake Gyllenhaal
Rene Russo
Riz Ahmed
Bill Paxton
Ann Cusack
Kevin Rahm   
IMDb

"Nightcrawler" es el debut en la dirección del guionista Dan Gilroy, cuyos créditos más conocidos son "The Fall. El sueño de Alexandria" (2006) y "El legado de Bourne" (2012). La película se estrenó en otoño en Estados Unidos, donde fue un moderado éxito de taquilla (32 millones de dólares frente a un presupuesto de 8,5) y cosechó unas críticas excelentes, por lo que durante un tiempo sonó fuerte para los Oscars, en especial Jake Gyllenhaal como Mejor Actor. Sin embargo, "Nightcrawler" solo consiguió una única nominación, Mejor Guión Adaptado, y el Oscar se lo llevó "Birdman".
   Louis Bloom (Jake Gyllenhaal) es un hombre que sabe que nada es gratis en esta vida y que el esfuerzo personal lo es todo. Tras intentar conseguir un trabajo en una construcción, y ser rechazado por ladrón, Bloom decide que probará suerte como reportero nocturno, cubriendo los crímenes de Los Ángeles. Gracias a una productora televisiva, Nina Romina (Rene Russo), quien le compra sus vídeos y le anima a seguir adelante, Bloom se hará un hueco entre la prensa amarilla de la ciudad, aunque a veces sus métodos dejen mucho que desear.
Jake Gyllenhaal en Nightcrawler
Jake Gyllenhaal
   ¡Qué película tan buena, y qué elegante es Gilroy rodando! El film te va contando cómo Gyllenhaal, que es un personaje odioso, va trepando y trepando en su nueva profesión porque ha tenido la suerte de dar con una persona tan falta de escrúpulos como él (Russo), y porque ha dado con una profesión donde se valora la falta de escrúpulos.
   Gilroy centra su crítica en la prensa amarilla, y está visto que es la misma basura en todas partes. Me encanta lo de "Advertimos de que las imágenes que van a ver a continuación pueden herir su sensibilidad"; que muestren claramente cadáveres a los que han pixelado la cara y las heridas; que emitan lo que sea para dar la primicia; que los presentadores recalquen lo negativo para tener más audiencia, o que no aclararen la información cuando días más tarde se saben más datos.
   Claro que todo eso son prácticas comunes de la prensa en general, no solo la amarilla.
   No sé a quién se le ocurrió que Gyllenhaal adelgazara 9 kilos para el papel, pero es todo un acierto. Le ha cambiado la cara, dándole unos rasgos muchos más duros, y durante toda la película tiene los ojos muy abiertos, dando como resultado una actuación muy inquietante: en cualquier momento esperas que pierda la calma y deje libre al psicópata que sabes que lleva dentro. A mí me recordaba un poco a Robert De Niro en "Taxi Driver", pero sin que en ningún momento sientas lástima por él, y a Mark Wahlberg en "Dolor y dinero", en el sentido de que entiende mal las lecciones de auto-ayuda y el sueño americano, y se cree que lo importante es prosperar uno mismo, dejando de lado cualquier cuestión moral (Gyllenhaal es más listo, y es frío y calculador, y esta película no tiene el humor de la otra).
   Lo más curioso es que el personaje de Gyllenhaal no te cae nada bien (no tiene ninguna cualidad que lo redima), y sin embargo, siempre estás interesado por lo que está pasando. Al principio, por ver lo hábil que es vendiéndose, aunque tú sabes que no está bien de la cabeza; en la parte central por ver cómo gradualmente va rompiendo normas no escritas para prosperar; y en la parte final, donde está claro que se ha pasado de la raya, el interés viene por saber si la policía le parará los pies, porque es obvio que si no es ella, en esa profesión nadie le pondrá un impedimento.

sábado, 21 de marzo de 2015

La desaparición [8]

Portada holandesa de La desaparición, de Tim Krabbé
NOVELA CORTA
Het Gouden Ei
(Holanda, 1984, 100 páginas)
Tim Krabbé 

Tim Krabbé es un periodista y novelista holandés de culto, cuya obra más famosa es la novela corta "La desaparición". El libro, que se publicó por primera vez en Holanda en 1984, tiene la peculiaridad de haber sido adaptado al cine dos veces por el mismo director, George Sluizer: en 1988 en Holanda con "Desaparecida" ("Spoorloos"), y en 1993 en Hollywood con "Secuestrada" ("The Vanishing"), en una versión con Jeff Bridges, Kiefer Sutherland y Sandra Bullock. "La desaparición" es uno de los libros más angustiosos que he leído en mi vida, y el final es tan horripilante, que por una vez me alegro de que me lo hubieran contado antes de leerlo.
   Rex y Saskia acaban de comenzar las vacaciones de verano, aunque las largas horas de conducción, desde Holanda al sur de Francia, están pasando factura a Rex. La pareja hace un alto en una estación de servicio para repostar y descansar un poco; antes de volver a ponerse en camino, Saskia se mete en la tienda para comprar unas cervezas. Los minutos pasan, y Saskia no regresa. Preocupado, Rex va al interior a ver qué sucede, y descubre que su novia ha desaparecido y nadie ha visto nada.
   Éste no es un misterio al uso, en el que la clave esté en saber quién es el villano, sino que lo importante es ver las consecuencias psicológicas del secuestro en Rex, y en descubrir qué le pasa exactamente a Saskia. Para mantener la atención, Krabbé arranca con un comienzo potentísimo, en el que el lector, como le ocurre a Rex, se obsesiona por saber qué ha ocurrido con Saskia. Cuando el autor te ha atrapado, en el segundo capítulo (donde se ve a Rex de vacaciones con otra chica, obsesionado con ganar en tres juegos distintos), la tensión viene porque durante unas páginas no sabes muy bien si lo que está pasando es antes del secuestro o después, y por lo tanto, qué relación tiene con el principio.
   Si vas a leerla, deja de leer, que cuento demasiados detalles de la trama.
   Al final del segundo capítulo descubres que han pasado ocho años desde el secuestro, y que Saskia nunca apareció. De ahí viene la obsesión por ganar de Rex, porque al menos en los juegos, si se esfuerza, tiene algo de poder sobre el resultado, mientras que con la desaparición no pudo hacer nada. En esa misma parte, cuando su nueva novia le pregunta por el pasado, descubres que la chica acaba de volver a abrir una gran herida, y que Rex sigue muy afectado por lo de Saskia.
   El tercer capítulo es tremendamente inquietante porque Krabbé salta al pasado, y te muestra un personaje desequilibrado que, de buenas a primeras, decide cometer un crimen espantoso. Está muy bien justificada la decisión del personaje (de adolescente se tiró por el balcón simplemente porque se le acababa de ocurrir; de adulto es un héroe por salvar a una niña de ahogarse, y entonces se le ocurre ser un criminal); y durante páginas y páginas lees afligido cómo va preparando el crimen, aunque no sepas qué es, y porque sabes que es el hombre que secuestrará a Saskia.
   En el cuarto capítulo Krabbé regresa a Rex, quien ocho años después de la desaparición, está obsesionado con saber qué pasó con Saskia. Aquí viene el que para mí es el único punto débil de la novela: para resolver el misterio, Krabbé fuerza demasiado el comportamiento del protagonista, y éste se mete en la boca del lobo voluntariamente. Me parece que por muy machacado que estuviera Rex, el hombre debería llegar al final a través de un engaño.
   Y bueno, el final, lo conozcas de antemano o no, te pone los pelos de punta.

martes, 17 de marzo de 2015

Maps to the Stars [6]

Póster original de Maps to the Stars
Maps to the Stars
(Canadá, Francia, Alemania, EE.UU., 2014, 111 min)
Dirección:
David Cronenberg
Guión:
Bruce Wagner
Intérpretes:
Julianne Moore
Mia Wasikowska
John Cusack
Robert Pattinson
Evan Bird
Olivia Williams
Sarah Gadon
Carrie Fisher  
IMDb

La financiación de "Maps to the Stars" fue tan difícil que a Cronenberg le dio tiempo a dirigir "Un método peligroso" (2011) y "Cosmópolis" (2012), y al guionista Bruce Wagner a escribir una novela basada en el guión, "Dead Stars" (2012). En 2013 el proyecto por fin arrancó, y a él se unieron Julianne Moore, John Cusack, Robert Pattinson y Mia Wasikowska, y por primera vez en su carrera, el director canadiense rodó en suelo estadounidense. La película se presentó en Cannes '14, donde Moore ganó el premio a Mejor Actriz; y más adelante la intérprete lograría una nominación a los Globos de Oro como actriz de comedia (claro que hay que abrir mucho la mano para considerar esta película una comedia).
Julianne Moore en Maps to the Stars
Julianne Moore
   Havana Segrand (Julianne Moore) es una famosa actriz de Hollywood que ve cómo su estrella se está apagando porque ya no es joven. Para volver a estar en primera fila, Havana quiere protagonizar el remake de una película que dio muchísimo prestigio a su madre, y hará todo lo posible por conseguir el papel. En esos días, una chica recién llegada a la ciudad (Mia Wasikowska), por mediación de Carrie Fisher, comenzará a trabajar como asistente personal de Havana, sin que nadie sepa que oculta un oscuro pasado.
   "Maps to the Stars" es un poco confusa al principio. Presenta tres historias (la de estrella en decadencia, la de la chica que llega a Hollywood, y la de la estrella juvenil con problemas de drogas), y pasan varios minutos hasta que no las tienes bien situadas. Todo está contado en el característico tono gélido de Cronenberg, y pasan cosas muy raras que no entiendes. Luego las historias se van entrelazando, y vas entendiendo todo lo que sucede, y así "Maps to the Stars" se adentra en una parte central muy potente.
   Pero incluso en su núcleo, la película tiene un problema de desequilibrio de interés: por mucho que vayas atando cabos con la historia de Mia Wasikowska, que es la menos interesante, y con la de la estrella adolescente, que tiene momentos muy buenos por la mala leche que muestra hacia Hollywood, la que se lleva toda la atención es la de Julianne Moore.
   No sólo lo que pasa ahí es lo más interesante, y donde más gracia tiene el humor negro, es que Moore es un portento que se merienda al resto. Podría decirse que su personaje es como si Lindsay Lohan tuviera 50 años y su madre hubiera sido peor que Joan Crawford. En pocas palabras, cuando la película se centra en ella, se dispara el interés, y cuando está con otra historia, estás deseando que vuelva a Moore. Si su interpretación no ha llamado más la atención ni ha ganado más premios es porque Moore el año pasado se hizo sombra a sí misma con "Siempre Alice". (Hay que indicar que la actuación de Moore en esa película hace sombra a cualquiera.)
   Lo peor de "Maps to the Stars" es su final. Después de esa parte central tan buena, parece que Cronenberg tiene prisa por acabar y precipita los acontecimientos, haciendo que varios personajes actúen de forma poco coherente, y sacándose de la manga alguna que otra acción incompresible.

viernes, 13 de marzo de 2015

Help for the Haunted [4]

Portada original de Help for the Haunted de John SearlesNOVELA
Help for the Haunted
(EE.UU., 2013, 362 páginas)
John Searles 

"Help for the Haunted" es la tercera novela de John Searles, un escritor y crítico estadounidense. El libro, que mezcla un misterio con un poco de paranormal, se ganó las alabanzas de las novelistas Gilliam Flynn, Jodi Picoult y Sara Gruen, y logró buenas críticas. Lamento disentir con esas escritoras y los críticos, pero a mí no me parece una buena novela.
   La joven Sylvie Mason aún esta traumatizada por la muerte de sus padres. Los Mason no llevaban una vida normal, ya que eran demonólogos: cuando la gente había agotado todas las vías de curación tradicionales, recurrían a ellos para que literalmente expulsaran sus demonios. Una noche alguien les tendió una trampa, y los mató en una iglesia, y ahora Sylvie quiere descubrir al culpable.
   Se podría decir que "Help for the Haunted" es algo así como si la pareja protagonista de "Expediente Warren" tuviera un par de hijas adolescentes (las similitudes con los Warren son muy notorias: ambas parejas son demonólogos, y tienen en casa un cuarto donde guardan objetos encantados, muñeca de trapo incluida). Searles empieza con un misterio, que es el asesinato de los padres, y saltando constantemente del pasado al presente, te muestra cómo era esa familia, cómo la hija de 14 años afronta su nueva vida, y quién los mató. El problema es que la novela está demasiado fragmentada: Searles crea demasiados misterios y se guarda demasiada información, y en el tramo final, para encajar todo y para subir la tensión, hace que varios personajes actúen de manera muy forzada. Y cuando la acabas de leer, te das cuenta de que era muy tramposa.
   La estructura de esta novela es agotadora. Searles quiere jugar con demasiadas ambigüedades (¿existen los fantasmas?, ¿era cierto lo que hacían los padres?, ¿quién es el asesino?), y no hace más que acumular un misterio tras otro tras otro, sin resolver ninguno: el tío de la protagonista, que se llevaba fatal con sus padres; el comportamiento odioso de su hermana; algunos sucesos paranormales; el único sospechoso del asesinato; qué pasó con la hija de ese sospechoso; qué le pasó a un antiguo novio de la hermana...
   La mayoría de las veces no está justificado que se guarde durante tanto tiempo tanta información. Por ejemplo, desde el principio sabes que parte del misterio de sus padres está resuelto en un libro que Sylvie se está leyendo, y la chica en vez de leer más deprisa, lo deja para el final. Lo más sangrante es que cuando descubres al asesino, queda como una trampa porque el personaje apenas estaba plantado, y aparece demasiado tarde.
   La novela también es tramposa con todos los elementos paranormales (no quiero decir qué pasa, por no desvelar demasiado, pero no tiene sentido que cierto personaje haga ciertas cosas), y no tiene sentido que un periodista que acabó mal con la familia, decida ayudar a Silvie en cuanto le llama, y además de desvelarle información fundamental, decida llevarla en coche muchos kilómetros. O que su tío haga toda la parafernalia del cine para que Silvie descubra la verdad, cuando se la podía haber contado mucho antes. O que Silvie, en vez de preguntar a bocajarro a la mujer que les lleva comida que por qué lo hace, decida colarse en su camioneta. O que el sospechoso, que está en la cárcel por culpa de Silvie, decida abrirse sin ningún problema cuando ésta le hace una visita. O que la protagonista, de buenas a primeras, decida darle su dinero a una chica endemoniada. O que el asesino tarde tanto en reaccionar en el clímax.
   No niego que Searless escribe con cierta elegancia, y que están bien mostrados los miedos y anhelos de la protagonista, pero ésta no es una buena novela.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Selma [8]

Póster original de Selma
Selma
(EE.UU., 2014, 128 min)
Dirección:
Ava DuVernay
Guión:
Paul Webb
Intérpretes:
David Oyelowo
Tom Wilkinson
Carmen Ejogo
Andre Holland
Tim Roth
Giovanni Ribisi
Common
Oprah Winfrey
Alessandro Nivola
Cuba Gooding Jr.
Dylan Baker
Martin Sheen
IMDb

Antes de las nominaciones, "Selma" parecía que sería uno de los pesos pesados en los Oscars 2015. La película tenía unas críticas impecables y un tema muy prestigioso, además estaba producida por la todopoderosa Oprah Winfrey, y había logrado 4 nominaciones a los Globos de Oro: Película Dramática, Director, Actor y Canción. Sin embargo, a la hora de la verdad el film solo logró 2 candidaturas, Mejor Película y Mejor Canción, de las que ganó la segunda. Y es una pena, porque "Selma" es una gran película, y desde luego era una de las mejores de las que competían este año. (Pero no hay que olvidar que el año pasado, la infinitamente peor "12 años de esclavitud" quemó la baza negra para éste.)
David Oyelowo en Selma
David Oyelowo
    Corre el año 1964, y aunque acaban de concederle el Premio Nobel de la Paz, el activista Martin Luther King (David Oyelowo) ve que todavía queda mucho camino por recorrer en Estados Unidos para que los negros tengan los mismos derechos que los blancos. Su próxima batalla es conseguir que puedan realmente votar, y para ello irá a la muy racista ciudad de Selma (Alabama) para manifestarse pacíficamente con sus seguidores, y así llamar la atención del presidente Johnson (Tom Wilkinson), y lograr que cambie las leyes.
   A pesar de que está muy bien mostrado lo que quiere Martin Luther King desde el principio (el atentado en la iglesia es muy impactante, y la escena en la que Oprah Winfrey quiere inscribirse para votar es muy frustrante), "Selma" tiene una primera parte más débil que la segunda, sobre todo porque presentan a demasiados personajes y situaciones.
   Si no conoces bien la historia de la marcha a Montgomery o de King, el principio es un poco confuso. Ahí aparecen detalles personales de King y su esposa, que están muy bien para empatizar con el protagonista, pero también aparecen demasiados colaboradores, demasiadas rencillas internas (las distintas facciones negras están poco desarrolladas, y lo de Malcolm X es un visto y no visto), y demasiado politiqueo en la Casa Blanca (lo más confuso es la intervención de J. Edgar). La directora Ava DuVernay compensa ese batiburrillo teniendo un objetivo claro (conseguir el voto), contando un reparto excepcional (yo lamento que ni Oyelowo ni Wilkinson lograran la nominación), y momentos de mucha emoción, como cuando derriban al Sheriff de Selma —te dan ganas de aplaudir—, la muerte del joven negro, o la emotiva respuesta de su abuelo.
   La segunda parte es mucho mejor, porque toda la narración se ha ido encauzando hacía la marcha entre Selma y Montgomery y el espectador sabe lo mucho que se juega King. Ahí la directora logra primero minutos y minutos tensísimos con dos intentos infrutuosos, y más tarde minutos y minutos emocionantísimos cuando la perseverancia de King y sus seguidores da frutos.

miércoles, 4 de marzo de 2015

El francotirador [5]

Póster original de El francotirador
American Sniper
(EE.UU., 2014, 132 min)
Dirección:
Clint Eastwood
Guión:
John Hall
Intérpretes:
Bradley Cooper
Sienna Miller
Kyle Gallner
Max Charles
Luke Grimes
Sammy Sheik
Mido Hamada 
IMDb

Basado en la autobiografía de Chris Kyle, el francotirador estadounidense más letal de la historia, este film ha recibido una respuesta tan polarizada por parte del público en Estados Unidos, que se ha convertido en la película más taquillera de la carrera de Clint Eastwood. El film ha recibido mayoritariamente críticas positivas, y en los pasados Oscars fue la sorpresa al conseguir 6 nominaciones (Mejor Película incluida), de los que acabó ganando el de Mejor Montaje de Sonido.
   Chris Kyle (Bradley Cooper) es un patriota americano, y hará lo que sea por defender a su país. Tras los atentados terroristas a embajadas estadounidenses en 1998, Kyle decide alistase en el ejercito y hacerse francotirador. Después del 11-S, y al poco de casarse, Kyle viajará a Irak en su primera misión, donde se forjará un nombre como héroe, aunque la guerra le pasará una gran factura psicológica.
Bradley Cooper en El francotirador
Bradley Cooper
   Al parecer, el Kyle verdadero en sus memorias decía que matar era divertido y que le encanta hacerlo, estaba convencido de que siempre había matado a los malos, y que los iraquíes eran unos salvajes (fuente: "The Guardian"). Me parece que parte de la polémica viene porque mucha gente se ha quedado con la versión de las memorias de Kyle (y sabe que el director es republicano), y no ve lo que ha hecho Clint Eastwood.
   La película está contada desde el punto de vista de un americano que ve que la situación en Irak puede suponer un peligro para su país. Vale, Eastwood se olvida de decir que Estados Unidos invadió un Estado soberano que no tenía nada que ver con el 11-S, pero se cuida de diferenciar entre iraquíes civiles e iraquíes terroristas (en la película al menos, Kyle no mata a ni un civil), y todas las muertes pesan algo en el protagonista. Vamos, que esto no es "Rambo".
   En la película está muy bien la idea de ir mostrando cómo el protagonista, a pesar de tener un currículum impecable, va perdiendo la razón por el trauma de la guerra, y se resiente su vida familiar. Además, Bradley Cooper ofrece una gran interpretación, y algunas escenas de acción son portentosas (especialmente buena es la presentación de "El Carnicero").
   Pero tanto el paso de tiempo, como las misiones en Irak, son confusas, y la película tiene partes muy aburridas. Yo me liaba con qué tenía que lograr Kyle exactamente (en un momento nombraban a un mandamás de Al Qaeda, y después no volvía a aparecer, y el realmente malo era un francotirador iraquí, que por algún motivo, en cuanto lo mataran, se acabarían los problemas en Irak); los cambios de Kyle en Estados Unidos me parecían demasiado abruptos, porque no te percatabas nada bien del paso de tiempo; y en ningún momento Eastwood lograba transmitir la sensación de compañerismo que había entre los soldados, y cuando caía alguno, no sentías nada. Y algunas de las escenas de acción, sobre todo donde había varios soldados, eran muy confusas, y te costaba saber qué estaba pasando (eso era especialmente grave en el clímax).
© 2006 - 2015. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.