¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Desde aquí escribo críticas de películas y novelas, cuénto como va la escritura de mi primera novela y doy consejos para aprender a escribir ficción. Si te apetece ver una película o leer un libro que yo he puesto mal ¡vete a verla o léelo! Que a mí no me guste no significa que a ti te parezca lo mismo. Las críticas son una opinión personal y no tienes por qué coincidir conmigo.
Gracias por dejarte caer por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Jersey Boys", de Clint Eastwood; "Serial" (cuento), de Jack Kilborn y Blake Crouch; "Cinema Paradiso", de Giuseppe Tornatore; "El barón de Munchausen" (cuentos), de Rudolf Erich Raspe; "'Atrévete a ser escritor' ya está en papel"; "Locke", de Steven Knight; "'Atrévete a ser escritor' directo al Nº2 en Kindle'"; "Long Way Home" (novela corta), de Michael Morpurgo; "¡Ya tengo al ganador de 'Atrévete a ser escritor'!"; "Lucy", de Luc Besson; "The Wreck of the Zanzibar" (novela corta), de Michael Morpurgo; "¡Ya está lista la versión Kindle de 'Atrévete a ser escritor'!"; "Guardianes de la galaxia", de James Gunn; "Arkfall" (novela corta), de Carolyn Ives Gilman; "¡'Atrévete a ser escritor' recién salido de la imprenta!"; "#Chef", de Jon Favreau.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Jersey Boys [6]

Poster original de Jersey Boys
Jersey Boys
(EE.UU., 2014, 134 min)
Dirección:
Clint Eastwood
Guión:
Marshall Brickman
Rick Elice
Intérpretes:
John Lloyd Young
Erich Bergen
Vincent Piazza
Michael Lomenda
Christopher Walken
Mike Doyle
Renné Marino
Joey Russo
 IMDb

Después de dos años y medio de silencio, algo rarísimo con el ritmo que llevaba últimamente, Clint Eastwood vuelve a la dirección, y lo hace adaptando el musical de Broadway "Jersey Boys", sobre el grupo The Four Seasons y su líder Frankie Valli. El film ha pinchado en taquilla, y la crítica ha sido tibia, y es que esta película es muy irregular. (Eastwood ha regresado a la dirección con ganas, porque este año ha dirigido además "American Sniper", que se estrena a principios de 2015.)
   En los años 50, Tommy DeVito (Vincent Piazza) es un chico de Jersey que intenta ganarse la vida cantando y trabajando para la mafia. DeVito forma un grupo con unos amigos, teniendo como cantante a Frankie Valli (John Lloyd Young). El grupo definitivo se consolida cuando Bob Gaudio (Erich Bergen) entra como letrista y el cuarteto pasa a llamar The Four Seasons. Tras lograr firmar con una discográfica, los chicos tienen éxito, pero tras diez años en la cima, The Four Seasons empieza a desquebrajarse.
   Reconozco que antes de entrar al cine no tenía ni idea de quiénes eran los Four Seasons y Frankie Valli, así que para mí todo era una novedad, e Eastwood no podía jugar conmigo la carta de la nostalgia. Pues bien, "Jersey Boys" tiene unos primeros 40 minutos nada buenos. Todavía no tienes identificados bien a los personajes (el protagonista es Frankie), no sabes bien qué es lo realmente importante, y no hacen más que sucederse acciones (alguna era incomprensible, como que se colaran en una iglesia por la noche, si estaba claro que les iban a detener). Y además, ves a actores de treinta y tantos haciéndose pasar por chicos de menos de veinte. De toda esa parte, lo que más me gustaba era ver a Christopher Walken, porque es un actor que me encanta, y saber que uno de los personajes reales era Joe Pesci.
John Lloyd Young en Jersey Boys
John Lloyd Young
   Para mí la película empieza a funcionar cuando el grupo se ha formado y van a firmar con una discográfica. Durante unos minutos, desde que llegan al edificio (¡qué bueno el movimiento de cámara que pasa de planta en planta!) a cuando ya son famosos tras encadenar varios Nº 1, el film es genial. Por fin conoces a los personajes, a veces hay mucho humor, y sabes qué obstáculos tienen que lograr (conseguir dinero para poder grabar sus canciones y dejar de cantar solo coros).
   Y a partir de entonces, la película se llena de altibajos, aunque hay que reconocer que los grandes momentos suelen durar varios minutos. Para mí su principal problema es que han querido contar demasiado, y si bien la historia del grupo funciona bien (a pesar de que pasan diez años, y si no te lo dicen no te das cuenta), en cuanto pasan a la vida personal de Frankie, todo va a trompicones y te dan igual los conflictos que pueda tener: las peleas con su mujer, los problemas con una de sus hijas, y la relación con su amante.
   Entre los grandes momentos se encuentra una reunión en casa de Christopher Walken, que es genial (no hay que olvidar quién es el director), y toda la parte final, desde que Frankie tiene que superar una desgracia familiar (una desgracia que emocionalmente te afecta muy poco, todo hay que decirlo) hasta que acaba. Frankie está que no levanta cabeza, y su amigo Bob Gaudio le escribe una canción. La discográfica es reticente a grabarla porque no piensa que sea comercial. El momento está muy bien preparado, y cuando descubres la canción te sorprendes de que no creyeran en ella, porque es un éxitazo que conocemos todos.
   Entonces el film se vuelve más nostálgico, y los componentes del grupo, ya mayores, te explican qué fue de sus vidas en una actuación de 1990. Luego comienzan los créditos, en un número musical con ellos de jóvenes y parte del reparto, y todo es tan bueno y crea tanta emoción, que te da la sensación de que la película que acaba de terminar era bastante más redonda de lo que realmente es.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Serial [7]

Portada original de Serial, de J. A. Konrath y Blake CouchCUENTO
Serial
(EE.UU., 2009, 42 páginas)
Jack Kilborn (pseudónimo de J. A. Konrath)
Blake Crouch

Jack Kilborn es el pseudónimo con el que J. A. Konrath escribe terror. Konrath posiblemente sea el autor auto-publicado más popular de Estados Unidos, y en su blog no hace más que defender esa forma de publicación y echar pestes de la editoriales (Konrath parece olvidar que cuando decidió auto-publicarse, ya había conseguido a miles de lectores fieles a través de libros publicados por editoriales). El caso es que Konrath es muy prolífico, y en 2009 colaboró con Blake Crouch, un escritor con una sensibilidad parecida, en "Serial", un cuento de terror.
   Lo más difícil de matar a un autoestopista es encontrar a uno para llevar. El psicópata Donalson tiene suerte, porque acaba de encontrar a un chico que está dispuesto a viajar con él. Después de matarlo salvajemente, ve haciendo autoestop a una chica con una guitarra, ¿será el día de suerte de Donaldson? Pero cuando la recoge, no sabe que la chica también es una psicópata.
   En una entrevista muy interesante que aparece tras el cuento, Konrath y Crouch recuerdan cómo fue el proyecto. Partieron de la base que hacer autoestop es peligroso, porque o te puede coger un psicópata, o tú puedes coger a uno, y decidieron que cada uno escribiría un capítulo contando eso, y luego desarrollarían un cuento a medias.
   Konrath escribió el primer capítulo, donde un psicópata mataba a un autoestopista, y Crouch el segundo, donde una autoestopista mataba al conductor y a su acompañante. Y cuando tuvieron eso, juntaron a los dos asesinos en un mismo coche. Entonces uno de los escritores escribía unas páginas, sin saber cómo iba a acabar la historia, y se las mandaba al otro, quien no podía retocar lo ya escrito. Así hasta llegar al final. A mí me parece una forma de trabajo divertidísima.
   El resultado no está nada mal. Lo que menos me gusta es lo gráfico que es Konrath con la violencia, que hace que me dé dentera leer la primera muerte, y me provoque malestar, pero es una cuestión personal (me gusta muchísimo más como trata la violencia Crouch, que sigue siendo salvaje, pero no es tan gráfico, y sí más imaginativo).
   Dejando de lado ese escollo, el cuento sí que funciona. En el primer capítulo te preguntas cómo va a matar el psicópata al chico, si éste parece muy listo; y en el segundo, que es más interesante (y no tan brutal), Crouch primero juega con mostrarte que esa chica oculta algo (no sabes hasta más tarde que es una asesina), y luego la forma tan retorcida que tiene que matar.
   En cuanto se juntan, sabes que se van a matar mutuamente, pero no sabes cómo, y eso es lo que mantiene la atención del lector. Para mí resulta muy interesante ver cómo ambos van preparando el terrero, sin que el otro lo sepa, y esperas a que alguno tome la delantera... y que el otro reaccione. El cuento acaba con un final muy irónico, imaginativo y satisfactorio.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Cinema Paradiso [8]

Poster original de Cinema ParadisoNuovo Cinema Paradiso
(Italia, Francia, 1988, 124 minutos)
Dirección y guión:
Guiseppe Tornatore
Intérpretes:
Marco Leonardi
Salvatore Cascio
Jacques Perrin
Philippe Noriet
Agnese Nano
Enzo Cannavale
Leopoldo Trieste
Antonella Attili   
IMDb

Curiosamente, "Cinema Paradiso" comenzó siendo un fracaso. Cuando se estrenó en Italia a finales de 1988, en una versión de 155 minutos, pinchó en taquilla. Entonces le quitaron media hora, ganó el Gran Premio del Jurado en Cannes, y volvió a los cines italianos. Esa versión fue un éxito en el mercado internacional, y acabó ganando el Oscar, el Bafta y el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera. En España se estrenó en diciembre de 1989, y ahora para celebrar su 25º aniversario, ha vuelto a los cines.
   En un pueblecito italiano durante la posguerra, al niño Totó (Salvatore Cascio) le encantan las películas, y siempre que puede se cuela en la cabina de proyección del cine de su pueblo, el "Cinema Paradiso". Tras unos rifirrafes con su madre y el proyeccionista Alfredo (Philippe Noriet), Totó logra hacerse amigo de éste y ser su ayudante, aunque Alfredo no quiere que Totó sea un fracasado como él, y acabe siendo un simple proyeccionista.
Philippe Noriet y Salvatore Cascio en Cinema Paradiso
Philippe Noriet y Salvatore Cascio
   "Cinema Paradiso", que por primera vez vi de adolescente, es la película que provocó que haya seguido más o menos regularmente la carrera de Guiseppe Tornatore, aunque el director no haya vuelto a lograr ni de lejos lo que logró aquí. "Cinema Paradiso" es una película tierna, nostálgica, y divertida, y si le encuentro algún fallo (aparte del terrible doblaje del niño, que lo único que hace es sacarte del film) es la dirección de Tornatore, que para mí está un poquito pasada de rosca, y todo es un poco exagerado, desde los actores hasta la música de Morricone y el desarrollo de las situaciones. Pero dejando de lado que Tornatore podía haber contado esta historia con más sutileza, lo que cuenta es muy bonito, y la relación entre Alfredo y Totó es preciosa.
   La mayor parte del film son recuerdos de Totó de adulto, cuando le han dicho que Alfredo ha muerto. La relación comienza cuando es un niño enamorado del cine (y de los trozos de celuloide), que convence a Alfredo, tras ayudarle en un examen para adultos, para que le deje ser su ayudante. Totó se hace adolescente, y ahora además de al cine, ama a una chica que le trae de cabeza. Y durante ese tiempo Alfredo funciona un poco como el padre que perdió en la guerra: el adulto quiere que el chico salga del pueblo y no vuelva, para que no acabe siendo un fracasado como él y saque todo su potencial.
   Estas dos partes están aderezadas con anécdotas divertidísimas de las proyecciones en el cine. No solo ves cómo cambia el cine (desde la censura del cura hasta las películas con Brigitte Bardot; y del celuloide inflamable a las películas sin ese componente), sino que Tornatore te muestra el comportamiento de los espectadores, y en algunos casos, la evolución de algún personaje que ya tienes identificado. Tornatore es muy exagerado, pero normalmente el humor aguanta mejor la exageración, y aquí logra que te rías varias veces.
   En la última parte, la más nostálgica, un Totó adulto regresa al pueblo para el funeral de Alfredo, y descubre que van a derribar el cine, porque los tiempos han cambiado. Curiosamente en esta parte, Tornatore es demasiado sutil para decir que Totó de adulto es un director de cine de éxito (de pasada alguien le felicita por una película, y Totó se mete en una sala de proyección), y entonces descubres que Alfredo tuvo razón al echarle del pueblo. El montaje final con los descartes es genial, no solo por lo cinéfilo que es, sino por todo lo que significa, y los títulos de créditos no dejan un ojo seco en la sala.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El barón de Munchausen [8]

Portada inglesa de El barón de Munchausen, de Rudolf Erich RaspeCUENTOS
The Surprising Adventures of Baron Munchausen
(Inglaterra, Alemania, 1785 - 1793, 130 páginas)
Rudolf Erich Raspe

No está nada claro la autoría y el origen de las historias de "El barón de Munchausen", pero según una edición británica de 1895, la obra apareció por primera vez en Londres en 1785 como "Baron Munchausen's Narrative of his Marvellous Travels and Campaigns in Russia", y eran 49 octavillas escritas en inglés por el alemán Rudolf Erich Raspe. Al parecer, Raspe conoció al barón, quien era muy dado a contar historias personales muy descabelladas como si fueran verdad; y cuando necesitó dinero, escribió el libro recordando varias de las anécdotas, ampliándolas con otras sacadas de libros de humor, escritos en latín, de los siglos XVI y XVII. Lo que escribió Raspe son los capítulos de 2 a 6, y son una serie de anécdotas y viñetas divertidísimas, sin apenas un hilo conductor.
   Al año siguiente, se tradujo al alemán, y el traductor, Gottfried August Bürger, añadió elementos de su propia cosecha. Y durante los siguiente años, algún escritor inglés (o varios) creó más aventuras en las que Munchausen realizaba viajes fantasiosos, y que estaban muy influidas por la época, con acontecimientos y personajes contemporáneos (viajes en globo, viajes a África, viajes al Polo Norte), y contenían algún comentario político.
   "El barón de Munchausen" que nos ha llegado es un batiburrillo muy ingenioso y divertidísimo. Si bien es cierto que lo mejor son los capítulos de Raspe, cuyo único objetivo es que te rías por lo absurdo y exagerado que es, las historias fantasiosas cogen el espíritu de esa parte y hacen que el barón se recorra todo el mundo. Las historias pierden en frescura, pero ganan en complejidad (suelen tener un hilo argumental, aunque sea descabellado), y algunos comentarios políticos no están nada mal.
   La parte de Raspe es genial por cómo con un tono serio, Munchausen cuenta en primera persona las anécdotas a unos amigos, y entonces hay un giro absurdo que lo cambia todo, y te desternillas. Munchansen sigue serio, como si lo que acabara de contar fuera posible, y enlaza otra anécdota. Por ahí aparecen escopetas encendidas con las chispas que salen de la cabeza después de un coscorrón; o una galga y una liebre que paren en plena carrera; o una trompeta helada que no suena, pero que al descongelarse suelta seguidas todas las melodías que tenía congeladas; o una capa de piel que es mordida por un perro rabioso, y luego se lía a dentelladas con toda la ropa en el armario; o un caballo que se parte por la mitad y sigue vivo (le cosen las dos partes con ramitas de laurel, y le crece un emparrado).
   Del resto de aventuras, lo peor que tiene son varios parones, en especial al principio del segundo libro (Munchausen tiene que partir a África, y la preparación es demasiado larga), y cuando se detiene a hablar con gente de la aristocracia. Pero siguen teniendo momentos en los que te partes de risa.
   A mí me encantan el viaje submarino por el canal de la Mancha; el viaje a la Luna, con sus peculiares habitantes; el viaje al Polo Norte, donde Munchausen se hace amigo de una manada de osos polares escondiéndose en la piel de uno de ellos; el viaje por medio mundo montado en un águila gigante; y el viaje a África. Y me hace muchísima gracia cada vez que Munchausen asegura que sus aventuras son verdaderas, o critica a gente que exagera las cosas.
   En el viaje a África es donde Munchausen se pone más político. De regreso a Inglaterra por mar (navega en una isla de hielo), se topa con un barco de negros que llevan esclavos blancos para trabajar sus tierras en el Polo Sur. Y cuando Munchausen se hace gobernador de un país de África central, no puede extirpar las costumbres bárbaras de comer carne cruda y beber kava, lo cual provoca el rechazo de la población. Pero su consejero urde un plan demencial que surte ejemplo: manda traer de Inglaterra grandes cantidades de dulce de azúcar y lo almacena en graneros de todo el reino; al mismo tiempo publica un edicto que prohíbe que la gente acceda al dulce de leche, lo que provoca que el pueblo, que no tiene ni idea de qué es eso, se muera de ganas por conseguir uno, así que cuando abren los graneros, Munchausen se gana a la opinión pública. Está visto que en ese sentido, no han cambiado mucho los tiempos.
   Y todavía le queda construir un puente que vaya desde África central a Inglaterra, y luchar contra Don Quijote, y viajar a Estados Unidos, y construir el canal de Panamá, y construir el canal de Suez, y salvar a María Antonieta...

lunes, 8 de septiembre de 2014

"ATRÉVETE A SER ESCRITOR" YA ESTÁ EN PAPEL

Atrévete a ser escritor, de Carlos del Río
25% de descuento
Para los amantes de los libros en papel, por fin está disponible "Atrévete a ser escritor" en ese formato. Ya tiene aplicado el 25% de descuento, por lo que se os queda en 8,99€ (y las monedas equivalentes de todos los Amazons).
   La oferta durará hasta el 8 de octubre, para el Kindle también. Aquí tenéis el enlace al Amazon español, pero está en todos:

Atrévete a ser escritor: Aprende a escribir ficción paso a paso

Gracias por vuestra paciencia. Espero que lo disfrutéis y os ayude en vuestras carreras de escritores. Si se vende bien, será el primero de otros libros para escritores.

DIRECTO AL Nº 1
Por los primeros indicios, parece que sí tendré que escribir más libros para escritores. Ayer a las 5 de tarde, el libro en papel (sí, todavía no estaba disponible, pero se podía comprar), se puso el Nº1 de su categoría. Ahí tenéis una captura de pantalla.

Atrévete a ser escritor al número 1















 
Y por la noche, el Kindle subió puestos, y también alcanzó el Nº 1 de su categoría. En Estados Unidos llegó al puesto 22. 

Atrévete a ser escritor al número 1











Atrévete a ser escritor al número 1


¡Muchísimas gracias!

domingo, 7 de septiembre de 2014

VIDA DE ESCRITOR: ¡"ATRÉVETE A SER ESCRITOR" YA ESTÁ AQUÍ!

Portada de Atrévete a ser escritor, de Carlos del RíoChicos, tengo que comer, así que este artículo es puro auto-bombo para que os compréis "Atrévete a ser escritor" (también os podéis comprar "Vivir soñando", que es una colección de cuentos muy bonita).
   Si siempre quisiste escribir tus propias historias, pero nunca supiste ni cómo empezar, aquí encontrarás todas las respuestas. En este libro aprenderás a: 
 
            ·reconocer y generar ideas que te importen 
            ·leer ficción con los ojos de un escritor 
            ·desarrollar las historias con la mejor estructura posible 
            ·crear subtextos que den coherencia y sentido a tus historias 
            ·crear personajes de carne y hueso 
            ·evitar errores muy comunes cuando estás tramando 
            ·encontrar tu estilo y tu voz naturales 
            ·documentarte sin estresarte 
            ·dominar el punto de vista 
            ·escribir buenos diálogos 
            ·revisar tus novelas de forma sencilla 
            ·saber qué opciones tienes para publicar 
            ·y vivir de la escritura 
 
   Además, en el interior encontrarás decenas de análisis y ejemplos de películas y novelas; y decenas de ejercicios para que desde el primer día practiques cuestiones técnicas y escribas tus propias historias. 
   Aprenderás todo lo necesario para que te atrevas a ser escritor.


   Consíguelo en papel en Amazon.es.
   Consíguelo en Kindle en Amazon.es.
   También disponible en papel y en digital en todos los Amazons. 

UN SISTEMA PASO A PASO 
Este libro no es una varita mágica que os convertirá en escritores con solo leerlo. Os va a tocar sudar, escribiendo y leyendo mucho. Lo que es, es un atajo para que sepáis en qué os tenéis que fijar, qué tenéis que practicar, y qué tenéis que lograr cuando escribís ficción.
   En sus casi 250 páginas aparece todo lo que he aprendido sobre narrativa durante tres años en la escuela de cine (la ECAM); en mis ocho años de crítico, analizando películas y novelas; en mis seis años como escritor de ficción; y de las decenas de libros y cursillos de escritura que he estudiado. Con todo ello he creado un sistema paso a paso, para que partiendo desde cero, podáis tener una carrera literaria. 
   Grosso modo, el libro se divide en dos. En la primera parte hago hincapié en la estructura y el sentido de las historias. Cuando tienes ideas, es fundamental saber desarrollarlas, y para eso tienes que ser consciente de que las historias tienen una estructura y significan algo. En esa primera parte quiero que le perdáis el miedo a escribir, sin preocuparos por aspectos técnicos o la gramática. Y si no se os ocurren ideas, yo os explico técnicas para tenerlas, y os doy principios de historias e ideas para escribir. 
   Una vez que sepáis lo básico de la narrativa, en la segunda parte explico varios aspectos técnicos, para que los vayáis introduciendo en vuestras historias, y así queden con calidad profesional. Como en la primera parte, en las explicaciones utilizo ejemplos de novelas y películas, porque con los ejemplos es como mejor se ven y aprenden las cosas. En esta parte los ejercicios están diseñados para que asimiléis esos aspectos técnicos, y los practiquéis. 

LOS CAPÍTULOS 
Veamos más detenidamente qué cuenta cada capítulo.
   Introducción: Bienvenido al mundo de la escritura de ficción. Aquí explico qué cuatro cosas son la escritura de ficción. No es una forma de autoayuda, ni un podium desde el que mandar tus mensajes, ni un algo para demostrar que eres más inteligente que el resto de la humanidad. No.
   Capítulo 1: Los diez pilares fundamentales de la escritura de ficción. Existe mucha confusión sobre lo que necesitas saber para ser escritor. No hace falta ni comerse diccionarios, ni haberle leído todo el Siglo de Oro, ni tener un título universitario. Para ser escritor, solo hace falta hacer las diez cosas que cuento en este capítulo.
   Capítulo 2: La creatividad. ¿Qué actividades fomentan la creatividad y cuáles la disminuyen? ¿Qué actitud tienes que tener al escribir? ¿Qué técnicas existen para generar ideas? En definitiva, ¿cómo podéis convertir vuestro cerebro en el cerebro de un escritor? Todo esto lo averiguaréis en este capítulo.
   Capitulo 3: Las escenas. Aquí aprenderéis dos cuestiones fundamentales de la escritura de ficción: a visualizar antes de escribir, y a reconocer que las novelas se dividen en escenas y sumarios.
   Capítulo 4: Personajes, conflictos y tensión. Todas las historias necesitan personajes, conflictos y tensión, y aquí veremos cómo crearlos.
Portada original de El terror, de Dan Simmons   Capítulo 5: Los tres actos. La estructura clásica de las historias que sigue vigente hoy en día, y que tenéis que dominar. Contiene análisis pormenorizados de "Avatar", de James Cameron, y "Edipo rey", de Sóflocles; y explica los tres actos de "El terror", de Dan Simmons, e "It", de Stephen King.
   Capítulo 6: El desarrollo de la trama. Aquí veremos cómo preparar momentos, plantando información y personajes con anterioridad; y el arco narrativo de los personajes, y cómo hay personajes que no cambian nunca. Incluye un análisis detallado del desarrollo de la trama de "Jungla de cristal" ("Die Hard"), de John McTiernan.
   Capítulo 7: El subtexto (I). Todas las historias tienen algo por debajo. Puede ser un mensaje, en el caso de que sea obvio, o un tema, que es más sutil y que es la columna vertebral de la narración. En este capítulo veremos obras que tienen temas con significado: "Lincoln", de Steven Spielberg, "El padrino" ("The Godfather"), de Francis Ford Coppola, "Titanic", de James Cameron, y "El principito" ("Le Petit Prince"), de Antoine de Saint-Exupéry, y analizaremos como William Golding desarrolló el tema central de "El señor de las moscas" ("Lord of the Flies"). También veremos el desarrollo de los temas de obras que no son metáforas de nada, ni críticas, ni advertencias, pero que ayudan a que tengan coherencia: "Gladiator", de Ridley Scott, "Atrápame si puedes" (Catch Me If You Can"), de Steven Spielberg, "El exorcista" ("The Exorcist"), de William Friedkin, "Toro salvaje" ("Raging Bull"), de Martin Scorsese, y "Gravity", de Alfonso Cuarón.                                
   Capítulo 8: El subtexto (II). Aquí veremos obras que tienen un subtexto que no significa absolutamente nada, pero sí tienen una coherencia interna: "Cuando todo está perdido" ("All Is Lost"), de J. C. Chandor, "Cisne negro" ("Black Swan"), de Darren Aronosky, "La historia del inválido" ("The Invalid's Story"), de Mark Twain, y "Alien, el octavo pasajero", de Ridley Scott. También veremos cómo el comportamiento de los personajes, lo que les sucede, y la actitud del autor ante ellos, tienen significado, y cómo por tanto, el escritor debe tener un sentido ético; lo veremos con ejemplos de la trilogía de "El padrino", de Francis Ford Coppola, y de "Uno de los nuestros" ("Goodfellas") y "El lobo de Wall Street" ("The Wolf of Wall Street"), de Martin Scorsese. Veremos cómo surgen los temas, y qué podéis hacer con ellos.                               
   Capítulo 9: Otras estructuras (I). Aquí tenéis un análisis detallado de la estructura de "Pulp Fiction", de Quentin Tarantino, para que veáis cómo utiliza los tres actos y sube la tensión; y de "Memento", de Christopher Nolan, para que veáis cómo Nolan constantemente pica la curiosidad del espectador para que siga atento, y le da pistas de por dónde va la historia.
   Capítulo 10: Otras estructuras (II). ¿Qué estructura tiene "Ed Wood", de Tim Burton, donde no hay ni un villano ni un clímax claro? ¿Por qué "La lista de Schindler" "Schindler's List"), de Steven Spielberg, es tan emocionante? ¿Qué da coherencia y emoción a la en apariencia desorganizada "La insoportable levedad del ser" ("Nesnesitelná lehkost bytí"), de Milan Kundera? Las respuestas en este capítulo.                 
   Capítulo 11: Doce errores a evitar. Incluso Steven Spielberg, J.K. Rowling, Dan Brown, John le Carré, Stephen King, Dean Koontz, o Woody Allen los han comidos. Doce errores muy comunes que podéis evitar con un poco de cuidado.                 
   Capítulo 12: Cómo escribo yo. A estas alturas ya sabréis lo básico de las historias, así que aquí cuento mi forma de escribir: casi a ciegas, buscando una estructura, y dejándome llevar por la historia, confiando en el proceso. También desarrollo el principio de una novela, que si os gusta, podéis acabar.           
Poster original de La lista de Schindler   Capítulo 13: El estilo y la voz. ¿Qué es el estilo? ¿Qué es la voz? ¿Cómo hacer para descubrir tu estilo natural y perfeccionarlo? ¿Cómo evitar un estilo artificial? ¿Cómo hacer para que salga tu voz auténtica?
   Capítulo 14: Cómo documentarse. ¿Qué necesitas aprender cuando escribes sobre temas que desconoces? ¿Puedes inventarte cosas descaradamente? Documentarse no tiene por qué ser un incordio que te lleve años y años. Veremos cómo lo hizo Dean Koontz en 1979 para escribir "La llave de medianoche" ("The Key to Midnight"), desarrollada en Kioto, sin pisar Japón y sin internet. Y veremos cómo los lugares y las épocas influyen en la trama. 
   Capítulo 15: La descripción. Para describir no hace falta poner un detalle tras otro, sino elegir los detalles importantes, y aquí veremos cómo hacerlo, teniendo en cuenta las emociones que quieres lograr y cómo son los personajes. También veremos cómo exprimir emocionalmente los momentos, y cómo podéis narrar y mostrar y utilizar las figuras retóricas en las descripciones.
   Capítulo 16: El punto de vista. Desde qué personaje narras la historia te permite hacer ciertas cosas y te prohíbe otras. Veremos la primera persona y la tercera; esta última con sus variantes de narrador omnisciente, tercera persona múltiple y tercera persona simple. Y lo más importante, cómo dominar la distancia psicológica, que es el mayor escollo que encuentran los escritores noveles cuando escriben en tercera. También veremos las distintas formas que existen de escribir los pensamientos en tercera persona.
   Capítulo 17: Los diálogos. Aprenderéis a escribir diálogos que suenen naturales, que tengan sentido y buen ritmo, siguiendo unas normas gramaticales para que estén correctamente escritos.                                       
   Capítulo 18: La revisión. Aquí tenéis un sistema sencillo, y paso a paso, para revisar y reescribir vuestros cuentos y novelas.                                 
   Capítulo 19: Cómo publicar. ¿Qué opciones existen para publicar? ¿Qué son timos? ¿Cómo te pones en contacto con las editoriales? Y lo más importante, ¿cómo puedes vivir de la escritura?
   Capítulo 20: Consejos para tener una carrera literaria. 23 consejos para vivir de la escritura sin morir en el intento.                              
   Epílogo: El principio de Pareto. ¿Eres un escritor de verdad o no? 

NACE LA TIENDA DE CARLOS DEL RÍO
Si os fijáis en la parte de arriba de mi rincón, a la izquierda, ha nacido la tienda de mi rincón. Ahí encontraréis todos los libros que vaya publicando; de momento solo hay dos, pero irá aumentando con más libros para escritores, más colecciones de cuentos y novelas. Como con "Atrévete para ser escritor", estarán disponibles en papel y en Kindle, y utilizaré Amazon e Iberlibro para venderlos. Esto es posible gracias a vosotros, mis lectores. Muchas gracias por estar ahí mes a mes, y muchas gracias por compraros mis libros.

Siguiente artículo: Domigo 5 de octubre.
Anterior artículo: Cómo pagar menos impuesto publicando con Amazon

jueves, 4 de septiembre de 2014

Locke [4]

Poster de LockeLocke
(Reino Unido, 2013, 85 min)
Dirección y guión:
Steven Knight
Intérpretes:
Tom Hardy
Olivia Colman
Ruth Wilson
Andrew Scott
Ben Daniels
Tom Holland
Bill Milner 
IMDb

¡Qué cándido sigo siendo! Por fin me he librado del influjo de los medios de comunicación españoles, y los periodistas ya no me engañan para que vaya a ver cine español por mucho que hinchen sus cualidades; pero aún sigo picando cuando una película llama mucho la atención de la crítica porque tiene una limitación auto-impuesta, lo que para los críticos es una originalidad. En el caso de "Locke", de Steven Knight, la originalidad es que solo aparece un actor, Tom Hardy, en el interior de un coche durante una noche. El planteamiento de "Locke" será original, pero el resultado es muy forzado (parece más teatro que cine) y un poco aburrido.
   El constructor Ivan Locke (Tom Hardy) una noche sale del trabajo, y en vez de volver a casa, se pone a conducir en dirección a Londres. A lo largo de trayecto, y a través de llamadas telefónicas, Locke tendrá que resolver tres conflictos: asegurarse de que el vertido de hormigón de una obra para el día siguiente vaya bien, asegurarse de llegar a Londres sano, y contarle a su mujer por qué está yendo a la capital.
   Lo que fuerza a Locke a ir a Londres a esas horas, es que va a tener un hijo con otra mujer, y su familia no sabe nada. Con la otra mujer solo estuvo una noche, y se le ha adelantado el embarazo; por eso sale precipitadamente. El nacimiento no puede llegar un peor día, ya que a la mañana siguiente le toca supervisar el mayor vertido de hormigón de Europa, y tiene que asegurarse de que todo esté bien; y con su familia tenía planificada una noche viendo el fútbol. De los tres conflictos que tiene, a mí me resultaban interesantes los de su familia y la mujer que da a luz; el del trabajo me daba bastante igual.   
Tom Hardy en Locke
Tom Hardy
   A medida que avanza la película, descubres que Locke es un hombre muy íntegro, que nunca ha fallado ni en casa ni en el trabajo (la cana al aire que echó es la única de toda su vida). Para justificar que vaya a Londres, Steven Knight le crea un trauma que lleva arrastrando toda la vida: su padre le abandonó de niño, y él no hará eso con el hijo bastardo que está a punto de tener.
   A parte de lo forzado que queda en pantalla ver a Tom Hardy hablando con un pasajero invisible en el asiento de atrás (eso en teatro te lo tragas, pero en cine no), no tiene sentido, por mucho trauma que tenga, que eche por tierra toda su vida por una mujer y un niño por los que no siente nada.
   Si es tan íntegro como lo pintan (al parecer, hacia tiempo que había decidido estar en el nacimiento y darle su apellido al crío), no te crees que no se lo contara cara a cara a su mujer. Y si es tan íntegro y ama tanto su trabajo (incluso cuando lo despiden, decide que irá por la mañana a supervisar la obra), no te crees que no esté preparando el momento más importante de su carrera.
   Y luego tiene la cuestión visual. Al ser el cine un medio eminentemente visual, la película pierde mucha fuerza porque en las conversaciones nunca ves los contraplanos, los cuales al menos darían más emoción al viaje porque verías a actores.
   Las originalidades en el cine están bien si sirven para contar mejor las historias; si son caprichos del director que las empeoran, por mucho que deslumbren a la crítica, sobran.
© 2006 - 2014. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.