¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Mi rincón cumple 7 años", "Aquí tenéis mi currículum vitae"; "Fiebre al amanecer" (novela), de Péter Gárdos; "Mi novela, lista para enviarla a editoriales; "Un monstruo viene a verme", de Juan Antonio Bayona; "Taller de escritura creativa para jóvenes en Santander"; "La autoedición" (Vida de escritor); "Saint Odd" (novela), de Dean Koontz; "Prince of Storms" (novela), de Kay Kenyon; "Muchas gracias a mis lectores de prueba"; "Un monstruo viene a verme" (novela), de Patrick Ness; "El padrino", de Francis Ford Coppola; "El precio para tener una carrera literaria (III)" (Vida de escritor); "El principito" (novela corta), de Antoine de Saint-Exupéry; "Kubo y las dos cuerdas mágicas", de Travis Knight.

jueves, 1 de diciembre de 2016

MI RINCÓN CUMPLE 7 AÑOS

Hoy estoy de celebración porque hace siete años que nació mi rincón. Durante tres años, de finales de 2006 a finales de 2009, escribí críticas cinematográficas para una sección de la página de Burbuja Films llamada El rincón de Carlos. El 1 de diciembre de 2009 decidí crear un blog con las 100 críticas que había escrito hasta entonces, y así nació El rincón de Carlos del Río.

MÁS DE 300.000 VISITAS
En 2016 ha superado la marca de las 300.000 visitas acumuladas. Durante este año lo habéis visitado desde 95 países distintos, los que tenéis en el mapa del mundo. ¡Muchas gracias!
   Aquí tenéis una lista con los países con más visitas:

1- España
2- México
3- Argentina
4- Estados Unidos
5- Colombia
6- Reino Unido
7- Rusia
8- Venezuela
9- Chile
10- Perú


   Y aquí las localidades con más visitas:

1- Santander (España)
2- Madrid (España)
3- Barcelona (España)
4- Buenos Aires (Argentina)
5- Valencia (España)
6- Ciudad de México (México)
7- Santiago (Chile)
8- Caracas (Venezuela)
9- Bogotá (Colombia)
10- Sevilla (España) 

   Y por último, las entradas más leídas:

1- "Odd Thomas, cazador de fantasmas", de Stephen Sommers
2- "El médico", de Philipp Stölzl
3- "Gladiator", de Ridley Scott
4- "Mi nombre es Raro Thomas", de Dean Koontz
5- "Forever Odd", de Dean Koontz
6- "La mecánica del corazón", de Mathias Malzieu

   ¡Muchas gracias por visitar mi rincón!

miércoles, 30 de noviembre de 2016

AQUÍ TENÉIS MI CURRÍCULUM VITAE

Hola amigos. Acabo de crear una sección en la que podéis ver mi currículum vitae, en las pestañas de arriba, que iré actualizando a medida que vaya logrando más y más metas. ¡Lo que me queda por aprender y por conseguir!

sábado, 26 de noviembre de 2016

Fiebre al amanecer [8]

Portada española de Fiebre al amanecer, de Péter GárdosNOVELA
Hajnali láz
(Hungría, 2010, 247 páginas)
Péter Gárdos 

“Fiebre al amanecer” es, de momento, la única novela de Péter Gárdos, un director de cine húngaro. Publicada por primera vez en 2010, fue un éxito en Hungría, sus derechos se han vendido a más de una treintena de editoriales extranjeras, entre ellos la española Alfaguara, y en 2015 el propio Gárdos la adaptó al cine. La novela es la versión ficcionada de cómo se enamoraron sus padres tras la Segunda Guerra Mundial, y el resultado es tierno, optimista y muy bonito.
            Acaba de terminar la guerra y el joven húngaro Miklós, convaleciente en un hospital sueco, a pesar de que le han dicho que le quedan muy pocos meses de vida, está dispuesto a encontrar esposa. Para ello manda 117 cartas a otros hospitales, donde se encuentran mujeres húngaras. Unas cuantas le contestan, pero Miklós siente que una tal Lili es especial. A través de cartas los jóvenes se van enamorando, y un día deciden encontrarse en persona, aunque el médico de Miklós se oponga por su delicado estado de salud.
            Cuenta Gárdos en el epílogo que tras morir su padre, su madre le entregó un fajo de cartas: era la correspondencia que mantuvieron cuanto estuvieron hospitalizados en Suecia, era la historia de su enamoramiento. Con eso como base, Gárdos va intercalando pasajes reales de las cartas dentro de la ficción, caracteriza a un puñado de personajes para que te importen, imaginando cómo eran y se sentían, y estructura la historia para que resulte interesante (se nota que es director de cine y guionista).
            La novela comienza presentándote a Miklós, y cómo decide encontrar esposa. Gárdos muestra los hospitales y compañeros de Miklós y Lili, y cómo se van enamorando, a través de una correspondencia no muy romántica. Luego viene el primer escollo: se quieren ver, pero el médico de él se lo prohíbe. Tras el encuentro, quieren volver a verse, pero la enfermedad de Miklós empeora, y a las mujeres las trasladan a un hospital aún más lejano.
            Los personajes se están recuperando tras los horrores de los campos de concentración, sin saber si sus seres queridos están vivos o muertos, pero tienen muchas ganas de vivir. Miklós, con una tuberculosis que lo tiene a las puertas de la muerte, y Lili, que estaba más muerta que viva cuando la rescataron.
Para mí, puntos álgidos son la visita de la gigantona Klára, porque te partes de risa; el muy poco romántico primer encuentro, que muestra muy bien lo nerviosos que estaban; la escena en la que los chicos celebran que la mujer de uno de ellos está viva, por la alegría que transmite; la original escena en la que Lili recibe una carta de su madre (Gárdos intercala lo que le está leyendo una amiga con lo que se imagina Lili); la muerte de uno de los compañeros de Miklós, por emotiva; y sobre todo, cuando Miklós es consciente de su propia mortalidad y decide vencer a la muerte por amor.
Lo que más me gusta es lo optimista, simpática y vitalista que es la novela, con algún momento divertidísimo, en un contexto terrible, que Gárdos muestra en más de una ocasión sin cargar las tintas. Muy recomendable.

sábado, 19 de noviembre de 2016

MI NOVELA, LISTA PARA ENVIARLA A EDITORIALES

Manuscrito de El príncipe Eosh, de Carlos del Río
Manuscrito de "El príncipe Eosh"
Sí amigos, por fin he acabado mi segunda novela, "El príncipe Eosh". Tras la información que recibí de mis lectores de prueba, y habiéndola leído una última vez, hoy he terminado de hacer los últimos cambios. No son muchos (4 páginas más de un total de 414), pero esta versión está más pulida.
   Muchas gracias de nuevo a los adolescentes Daniel Chapero Mercadal, Claudia Fernández Ferreras y Marcos Cabrero Salcedo, a mi amigo Nacho Solana y a mis padres, Basi y Moncho. Gracias por ver cosas que yo no veía, indicarme lo que funcionaba y lo que no, y hacer que la novela sea mejor.
   Comencé la novela en junio de 2013, pero lo realmente importante es que la he terminado, sin importarme el tiempo que me llevara. Han sido muchísimas horas, pero cada segundo ha merecido la pena. La semana que viene comenzaré a moverla por editoriales y agencias, y si todo va bien, la tendréis en las librerías en 2017.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Un monstruo viene a verme [7]

Poster de Un monstruo viene a verme
A Monster Calls
(España, EE.UU., 2016, 108 min)
Dirección:
Juan Antonio Bayona
Guión:
Patrick Ness
Intérpretes:
Lewis MacDougall
Sigourney Weaver
Felicity Jones
Liam Neeson
Toby Kebbell
Geraldine Chaplin 
IMDb

Tercera película de Juan Antonio Bayona y tercer mega-taquillazo en España. “Un monstruo viene a verme” es una producción mayoritariamente española, con participación de Estados Unidos, rodada en inglés y actores anglosajones, que adapta la maravillosa novela de Patrick Ness, con guión del propio novelista. Aunque no llega a la altura del libro, es una buena película y tiene grandes momentos.
            Al niño Conor O’Malley (Lewis MacDougall) le aterroriza una pesadilla recurrente que no quiere recordar. Desde que su madre (Felicity Jones) cayó enferma, su vida ha ido a peor. Una noche, a las 12:07, un tejo milenario se transforma en monstruo (voz de Liam Neeson) y le hace una visita. El monstruo le dice que le contará tres historias de las que aprenderá algo, pero al final, si no quiere que le coma, Conor le tendrá que contar una cuarta, y tendrá que ser la verdad.
            Visualmente esta película es alucinante: tiene la factura de un film de Hollywood, habiendo costado mucho menos. Bayona, en cuanto a puesta en escena, planificación y dirección de actores, es un director excelente. Si algo falla en esta película es que la historia de la novela no era nada fácil de traducir al cine.
Fotograma de Un monstruo viene a verme
Lewis MacDougall
            A pesar de lo bien dirigida que está, me parece que la historia del joven Conor empieza a funcionar tarde. Por eso puede resultar lenta y fría durante mucho tiempo. Curiosamente, en “Lo imposible” a Bayona se le iba la mano con la emoción, queriéndote emocionar a cada segundo, y aquí le pasa todo lo contrario. El problema es que no conoces al niño y a la madre lo suficiente como para que te importen, y la abuela (Sigourney Weaver) te cae fatal. Sé que es fundamental que no se sepa qué está pasando realmente, qué siente el niño, hasta que no llegue el final, pero estás un poco perdido porque no sabes muy bien qué se juega Conor, quien no muestra mucha emoción, y la única amenaza que ves es el acoso escolar que sufre. Más adelante, la relación con su padre, a mí también me dejaba un poco frío, precisamente porque el niño no podía mostrar sentimientos.
            Yo empecé a involucrarme emocionalmente en la película cuando Conor destrozaba el salón de su abuela, lo que daba pistas de que lo estaba pasando muy mal, y más tarde daba muestras de preocupación por la enfermedad de su madre y tenía esperanzas de que el tejo la salvara —aparte de que la escena es muy buena, y es el mejor momento de Weaver—. Hasta entonces, las escenas que realmente me metían en la película eran las del monstruo, y sobre todo, las extraordinarias secuencias de animación. Pero desde allí hasta el final, la película funciona mucho mejor, y Bayona sí logra momentos muy emocionantes, sin caer en sensiblerías.

martes, 8 de noviembre de 2016

TALLER DE ESCRITURA CREATIVA PARA JÓVENES EN SANTANDER

Logotipo del festival literario Lluvias y letrasDel 11 al 20 de noviembre se celebrará en Santander el festival literario "Lluvias y letras", en donde escritores de toda España vendrán para participar en mesas redondas, impartir talleres y dar charlas, y que espera convertirse en un festival literario de referencia nacional. 
     Yo impartiré un taller de escritura creativa para jóvenes, de 14 a 25 años, el miércoles 16 en el Espacio Joven, de 18.00 a 20.00 horas. Aquí tenéis más información y cómo apuntaros. ¡Nos vemos la semana que viene!

domingo, 6 de noviembre de 2016

VIDA DE ESCRITOR: LA AUTOEDICIÓN

Libro abiertoYa estoy trabajando en mi siguiente libro. Es de no ficción y se titulará “A escribir que son dos días”, con el subtítulo Cómo tener una carrera literaria en el siglo XXI”. En él contaré la actitud que hay que tener para no tirar la toalla y saber mantener las expectativas realistas, las distintas opciones de publicación, y las historias de varios escritores que lo lograron gracias a la perseverancia y la constancia, para motivar al personal.
Me sigue sorprendiendo lo rápido que se quema la gente que quiere ser escritor, cuando nunca ha sido más fácil que ahora. No hay que remontarse mucho en el tiempo, hace tan solo siete años era mucho más difícil que en la actualidad. Muchas veces se debe a expectativas completamente irreales (“O logro un best-seller a la primera, o abandono”), a falta de información, o a la muchísima desinformación que aparece en internet y los medios de comunicación. Hay que tomárselo con mucha calma, sabiendo que si no abandonas, y te lo tomas como un trabajo, un día comenzarás a tener ingresos extras, con la posibilidad de que crezcan tanto que lleguen a ser tu principal fuente de ingresos. Yo llevo cuatro años, desde que publiqué “Vivir soñando”, recibiendo dinero de Amazon. No me da para vivir ni de lejos, pero estoy encantado.
            Como “Atrévete a ser escritor” lleva dos años vendiéndose bien, también me saltaré las editoriales y lo pondré a la venta en Amazon. Y hablando de un libro auto-editado, ¿qué mejor que escribir un artículo sobre la autoedición? 

LA AUTOEDICIÓN, SOLO AMAZON
Ya conocéis mi postura: la autoedición está para algo, y se puede conjuntar con la edición tradicional, pero sólo recomiendo la auto-publicación que ofrece Amazon, tanto en papel (Create Space) como en digital (Kindle Direct Publishing), y hay que utilizar ambas, porque actualmente se venden libros en papel y digitales. Da igual que a ti no te guste uno de esos formatos, hay que hacerlo.
Lo recomiendo porque es gratis (jamás paguéis para que os publiquen un libro, a menos que os haga ilusión tirar el dinero; si es ese el caso, por favor, tirádmelo a mí) y porque nadie ofrece la distribución que da Amazon.
Pero por fácil que sea ahora mismo publicar, me parece que si quieres tener una carrera literaria, has de pasar por las editoriales tradicionales al menos una vez en tu vida, por mucho que te cueste llegar a una, que no es nada fácil. Tiene que ser una editorial con distribución nacional (incomprensiblemente para mí, hay gente que se conforma con distribución provincial), y que coloque tu novela en Amazon, en papel y digital, para llegar al mayor público posible a nivel mundial. Si no cumple esos requisitos, busca otra, que tú solito lo puedes hacer mejor.
Una buena editorial te va a dar más publicidad de la que te puedas generar tú solo, y te meterá en librerías física y centros comerciales de todo el país. Y si no funciona, pues pasas a autopublicarte. Pero nada de tener prisa por publicar, o decir que las editoriales son unas miserables, y así ni siquiera lo intentas.
Es el caso Blanca Miosi, una de las autoras autopublicadas más venidas en español. La década pasada publicó dos novelas con editoriales, pero en 2011 se lanzó a la autoedición que ofrecía Amazon, logrando tantísimo éxito que la editorial B de Books le compró los derechos de una novela que ya estaba a la venta, El manuscrito. Miosi es bastante prolífica, y sigue vendiendo libros digitales como churros.
O de J. A. Konrath, uno de los autores autopublicados de más éxito en Estados Unidos, quien no hace más que echar pestes de las editoriales tradicionales, pero que olvida que durante los años que estuvo trabajando con ellas se hizo con un público que le acompañó cuando pasó a autoeditarse.
Libro con rosaEl problema que le veo, que no es de la autoedición en sí, sino de los aspirantes a escritor, es que supone una gratificación inmediata, y un escritor debe saber retrasar la gratificación. Estos aspirantes escriben algo e inmediatamente lo publican, y venden un puñado de ejemplares a amigos que les dicen que mola mucho. Y como es tan fácil, no se paran a reflexionar y mejorar, y a dedicarle el tiempo necesario de práctica para alcanzar un nivel profesional (ya les han dicho que mola, ¿para qué más?), sino que se lanzan a escribir otra novela. Y luego otra. Y todas son igual de malas.

VERDADES COMO PUÑOS DE SUE GRAFTON   
Hace cuatro años, Sue Grafton, la autora de las muy entretenidas novelas de la detective Kensey Millhone (“A de adulterio”, “B de bestias”, “C de cadáver”… ya solo le quedan la Y y la Z) se ganó la enemistad de los autores autopublicados con sus declaraciones. Aquí tenéis la noticia en “The Guardian”. Por aquel entonces, no se sabía muy bien qué pasaría con las editoriales tradicionales; hoy está claro que van a permanecer, y que la mayoría de los escritores que logren una carrera literaria trabajará con ellas.
A los autores jóvenes les recomendaba, en una entrevista aparecida en el periódico local “Louisville KY”, que no recurrieran a la autopublicación porque era como admitir que eran demasiado vagos para hacer el trabajo duro. Reconocía que las novelas autopublicadas que había leído solían ser amateurs, y comparaba la autoedición con un estudiante que dominara cinco piezas fáciles en piano y ya estuviera preguntándose si podría tocar en el Carnegie Hall.
Eso me recuerda un chiste no muy gracioso, pero que me gusta mucho, porque muestra muy bien lo que tiene que hacer un músico o un escritor:
Disculpe, ¿cómo llego a Carnegie Hall?
—Practicando, practicando y practicando.
Para Grafton hacerse escritor significa trabajo duro, y lo sabe por experiencia propia: escribió tres novelas que jamás se publicaron, y logró su primera venta con la cuarta; la quinta también se publicó, pero tras esas escribió otras dos que siguen inéditas. Después de 15 años trabajando como guionista en Hollywood, escribió su octava novela, la que le dio la fama: “A es de adulterio” (1982).
Sue Grafton
Sue Grafton
Es trabajo duro porque “hay que aceptar el rechazo, aprender las lecciones, y dominar el oficio a lo largo del tiempo”. “Aprender a construir una narrativa y crear un personaje, aprender a equilibrar ritmo, descripción, exposición y diálogo lleva mucho tiempo. Esto no es un rápido proyecto casero de hazlo tú mismo. La autoedición es un atajo y no creo en los atajos en las artes”.
La cursiva es mía, porque me encanta esa cita.
Ella veía que con la autoedición demasiados escritores que completaban una novela ya estaban buscando la fama y la fortuna que supuestamente les correspondía por derecho propio. Grafton tiene más razón que un santo. Por eso muchos que se autoeditan se queman y cabrean si venden pocos libros, que será lo más probable, como si escribir una novela significara automáticamente tener lectores fieles que pagasen por tus libros. Yo a eso lo llamo tener unas expectativas poco realistas, y comportarse como un niño.

TITULARES DE PRENSA
De vez en cuando saltan a los titulares gente que da la campanada con la autoedición, como Andy Weir, quien se autoeditó “El marciano” en 2011, porque ninguna editorial la quería, y acabó logrando un best-seller que Ridley Scott adaptó al cine en 2015 con “Marte”, un film que fue un taquillazo y logró 7 nominaciones a los Oscars, incluida Mejor Película. Entonces mucha gente se piensa que la autoedición es el cuerno de la abundancia y un magnífico atajo: eres más listo que nadie, porque te saltas a las viles editoriales, y encima te forras.
            Supongo que será la misma gente que se piensa que escribir novelas es dinero fácil. Perdonad que suelte unas estruendosas carcajadas.
He aquí la cruda realidad: lo que salta a los titulares es la excepción, y los medios de comunicación convierten lo excepcional en normal, desvirtuando la realidad. Pensar que lo que aparece en los medios es la vida real es igual que pensar que lo que aparece en el porno es hacer el amor.
Esto es lo que pasa realmente si te autoeditas una novela, y que jamás te contará un periodista. Yo diría que tienes el 99,99% de posibilidades de que sea un fracaso, de que quemes esa novela para siempre, porque fracasa el 99,99% de los libros autoeditados. Del restante 0,01% que lo logra, la mitad de los éxitos son de autores que ya tenían lectores fijos, es decir, de escritores que llevaban años publicando, y la otra mitad es gente como Weir, que se sabe promocionar muy bien o que tiene muchísima suerte.
        Si te gusta jugar con la suerte para hacer dinero, no escribas y cómprate un billete de lotería. Así no pierdes el tiempo y tienes más posibilidades de éxito.
Si piensas que la autoedición es un atajo, esto es lo que pasará con un 99,99% de probabilidad. Si eres muy pesado, y no haces más que dar la murga a familiares, amigos, conocidos y a todo Cristo que encuentres, puede que vendas 100 ejemplares. Tal vez algunos más o algunos menos, dependiendo de la cantidad de amigos que tengas y de lo pesado que seas.
Si escribes otra novela y la autopublicas, ahora las ventas caerán hasta los 20 ejemplares. Tus colegas te compran la primera, porque te hace ilusión, pero ya más no, y ahora solo te comprarán tus familiares y amigos más cercanos. Si persistes y autoeditas una tercera novela, aún venderás menos.
Toma cuerno de la abundancia.
Recordad: en las artes no hay atajos.
  
La ilustración del libro (Comfreak) y la fotografía del libro y la rosa (DGlodowska) están en dominio público y no hace falta agreditarlas. La de Sue Graffton (Mark Coggins) tiene una licencia de Creative Commons Attribution 2.0 Generic.

 Siguiente artículo: Domingo 4 de diciembre 
Anterior artículo: El precio para tener una carrera literaria (III)
© 2006 - 2016. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.