¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

martes, 18 de agosto de 2009

Arrástrame al infierno [8]

Cartel original de Arrástrame al infiernoDrag Me to Hell
(EE.UU., 2009, 99 min)
Dirección:
Sam Raimi
Guión:
Sam Raimi
Ivan Raimi
Intérpretes:
Alison Lohman
Justin Long
Lorna Raver
Dileep Rao
IMDb

Con Sam Raimi me pasa algo curioso: no hay ninguna película suya que me encante, pero llevo años siguiendo su carrera. Ni soy fan de su trilogía de “Posesión Infernal”, que es la que le convirtió en director de culto en los ochenta, ni de la Spiderman, que le ha hecho director estrella. Raimi me parecía un cineasta muy imaginativo, pero que, pesar de sus buenas ideas, jamás había logrado una gran película. Hasta ahora.
   “Arrástrame el infierno” cuenta las desventuras de una empleada de banco que es maldecida por una vieja gitana por humillarla y no extenderle la hipoteca. Para desgracia de la protagonista, un adivino le explica que la maldición ha despertado al Lamia, un poderoso demonio que la atormentará durante tres días y al cuarto la arrastrará consigo para arder en el infierno.
   Empezaré diciendo lo poco que no me gusta de esta película (que a los fans de Raimi seguro que les encanta). Los ataques de la vieja ni me parecen inquietantes, ni me hacen gracia y duran demasiado. El problema es que, para mí, la vieja gitana es una señora con un grave problema dental y poco más. Pero incluso en estas escenas, hay ideas notables, como el pañuelo volando por el parking o Alison Lohman abrochándose el cinturón de seguridad antes de estrellar el coche.
Alison Lohman en Arrástrame al infierno
En el centro, Alison Lohman
   Pero dejando esto aparte, el resto funciona a la perfección.
   La película empieza con un potentísimo prólogo, que muestra lo peligroso que es el Lamia, y unos excelentes títulos de créditos que anticipan lo que va a venir a continuación. Entonces empieza la vida anodina de la protagonista, que lucha por conseguir un ascenso en el trabajo cuando le echan una maldición. Este principio sirve para anclar una historia de terror en un contexto realista, con unos personajes que no se creen del todo la maldición (especialmente el novio de la protagonista). En cuanto la chica recibe la primera visita del Lamia, se convence del todo.
   Las escenas de terror son excelentes, muy bien rodadas, inquietantes e imaginativas, siendo cada una muy diferente de la anterior. La escalada de tensión, gracias al prólogo y el corto plazo de tiempo para librarse de la maldición, es muy efectiva. Y para rebajar la tensión, un humor negrísimo (y muy divertido) recorre toda la narración.
   Lo que Raimi ha hecho aquí ha sido juntar un montón de ideas muy trilladas (demonios, maldiciones, exorcismos...) y meterlas en un guión en el que todas las piezas encajan perfectamente, ha añadido humor, unas cuantas ideas visuales sobresalientes, un buen reparto y ha logrado la mejor película de terror en muchísimo tiempo.
  De obligada visión para los amantes del género.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.