¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

lunes, 28 de septiembre de 2009

District 9 [4]

Cartel original de District 9District 9
(EE.UU., Nueva Zelanda, 2009, 112 min)
Dirección:
Neill Blomkamp
Guión:
Neill Blomkamp
Terri Tatchell
Intérpretes:
Sharlto Copley
Jason Cope
Nathalie Boltt
IMDb

“District 9” ha sido la sorpresa del año. Gracias una campaña viral muy efectiva, la película ha logrado ser un taquillazo (y ser el film más pirateado de 2009, sin que eso afecte a su recaudación) y parece que a todo el mundo le encanta. Menos a mí.
   El film empieza de forma muy trepidante, contando la llegada de los alienígenas a la Tierra. Con estilo de falso documental, mezclando distintas fuentes y texturas, en pocos minutos, y con muchísima fuerza (el principio es lo mejor, con mucha diferencia), cuentan la llegada y aislamiento de los extraterrestres en un gueto de Johannesburgo, y cómo empiezan las primeras muestras de racismo en la calle.
   Siguiendo con el mismo estilo, la película pasa a contar un intento de evacuación masiva del gueto a otro situado a 200 km de la ciudad, para que los alienígenas no molesten a las personas, e introducen al protagonista de la cinta: un pelanas que trabaja en la multinacional encargada del traslado, y que es elegido para dirigir la operación.
Sharlto Copley en District 9
Sharlto Copley
   Poco a poco, el estilo cambia y dejan de aparecer declaraciones de testigos, para convertirse en una película de narración convencional. Y es cuando a mí me deja de gustar. Para hacer avanzar la trama, utilizan elementos muy tontos, como el spray que se rocía por accidente el protagonista, que hace que empiece a mutar; spray multiusos, por cierto, que tanto sirve para convertirte en gamba, que para volverte humano, que como carburante. Ni el tres en uno.
   A partir de entonces, al director le da igual la lógica narrativa con tal de que la acción no decaiga. No tiene ni pies ni cabeza que los alienígenas, viéndose amenazados, no utilicen las sofisticadísimas armas que sólo ellos pueden utilizar (y esto anula toda la subtrama de la banda nigeriana); ni que la mujer del protagonista le mande a la mierda por teléfono, y cinco minutos después le declare amor eterno; o que los extraterrestres espabilen a última hora y decidan defenderse, dándole al protagonista un robocop, para así estirar la acción hasta la náusea. Y de la evacuación no hay ni rastro, hasta que un cartel nos explica al final qué ha pasado.
   La película ha sido una sorpresa, y tiene excelentes críticas, porque técnicamente está muy bien hecha, el ritmo es frenético y la localización original. La reacción de la crítica se entiende por todo el subtexto que han metido: por debajo de los (cansinos) fuegos artificiales, hablan de racismo y xenofobia y de lo malvadas que son las multinacionales.
   “District 9” no es ofensivamente mala, pero desde luego, ni revoluciona la ciencia ficción ni es una buena película. Si eres poco exigente, sirve para pasar el rato. Y punto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.