¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección Cómo escribir ficción, muchos consejos para escritores, reseñas de novelas (desde 2015 sólo reseño las obras que me han gustado mucho) y las críticas de películas que escribí entre finales de 2006 y principios de 2017. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

lunes, 5 de noviembre de 2007

El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford [6]

Cartel original de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert FordThe Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford
(EE.UU., Canadá, 2007, 160 min)
Dirección y guión:
Andrew Dominik
Intérpretes:
Brad Pitt
Casey Affleck
Mary-Louise Parker
Sam Rockwell
Sam Shepard
IMDb

He aquí una película que no sé cómo calificar: ¿Obra maestra fallida? ¿Peñazo con grandes hallazgos? Supongo que lo más acertado es considerarla un film interesante, con una mala estructura pero con momentos excepcionales.
   Su principal lastre es la falta de claridad, especialmente durante su primera hora de metraje. Se presentan demasiados personajes y cuesta recordar sus nombres. No sólo eso, también se hace referencia a personajes que no aparecen nunca y se presentan otros que no tienen ninguna importancia.
   También ayuda a aumentar la confusión el que muchas veces sean los personajes (o el narrador) los que cuenten lo que ha sucedido, en vez de mostrarlo en imágenes.
   Otras veces no se dan datos al espectador, como la relación del gobernador con Robert Ford (¿de qué lo conocía?) o por qué era tan importante que Jesse James no viera la noticia de la detención de Dick Liddil.
   Otras veces la película parece que pierde el rumbo y se va por derroteros que confunden aún más al espectador (como esa subtrama de Dick Liddil y la madrastra de Wood Hite que solo es entiende media hora después), haciendo que muchas veces uno se pregunte qué está pasando en pantalla.
   También es débil la caracterización del protagonista: nunca se lo llega a conocer a fondo, resultando un ser distante del que sabemos, porque se nos dice, que apenas lo vemos, que tenía un humor variable y era depresivo. Como consecuencia, la escena del asesinato es del todo incomprensible.
Casey Affleck en El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford
Casey Affleck
   Sin embargo ¿por qué merece la pena ver este film? Porque está lleno de buenos momentos: como la bellísima llegada del tren que van a asaltar; el muy realista tiroteo en casa de Martha; la tensa conversación entre Jesse James, Charlie y Robert Ford tras la muerte del primo del primero; el acorralamiento de Dick Liddil; o el asesinato (¡ese plano de la taza de café!) de Jesse James.
   A lo que hay que añadir un reparto excelente: Sam Shepard y Sam Rockwell están en su en su registro habitual: muy bueno; los desconocidos Jeremy Renner, Garret Dillahunt y Paul Schneider resultan más que convincentes y Brad Pitt ofrece aquí quizá la mejor interpretación de su carrera (muy contenido, resulta frío e inquietante).
   Y aunque este último fue el consiguió la Copa Volpi en el último Festival de Venecia, es Casey Affleck (ya sabemos quien se llevó el talento interpretativo en la familia Affleck) la gran sorpresa de la película. Con una actuación de las que se ven pocas, es capaz de expresar mucho con pocos gestos, de transmitir su inseguridad y un fanatismo patológico hacia Jesse James. Impresionante. Lo mejor de la película.
   Una vez vista, la sensación que se tiene es que es un film demasiado largo (sobran los últimos 20 minutos), poético, de ritmo lento, descompensado, confuso y aburrido en algunos momentos, brillante en otros, que tiene un buen reparto del que destaca una actuación magistral.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.
Las fotos sin atribuir son de dominio público o no necesitan atribución, y están sacadas de Pixabay u otras páginas similares, o las he comprado en Depositphotos o páginas similares.