¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Desde aquí escribo críticas de películas y novelas, cuénto como va la escritura de mi primera novela y doy consejos para aprender a escribir ficción. Si te apetece ver una película o leer un libro que yo he puesto mal ¡vete a verla o léelo! Que a mí no me guste no significa que a ti te parezca lo mismo. Las críticas son una opinión personal y no tienes por qué coincidir conmigo.
Gracias por dejarte caer por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Demonios familiares" (novela inacabada), de Ana María Matute; "Perdida", de David Fincher; "El fantasma de la Ópera" (novela), de Gaston Leroux; "¡Llega la segunda edición de 'El cine en tus manos'!"; "Sueño de invierno", de Nuri Bilge Ceylan; "Black Coal", de Diao Yinan; "¡Primera reseña de 'Atrévete a ser escritor'!"; "El hombre más buscado" (novela), de John le Carré; "La isla mínima", de Alberto Rodríguez; "El danza de la realidad", de Alejandro Jorodowsky; "The City" (novela), de Dean Koontz; "Cómo tener una carrera literaria" (Vida de escritor); "Un viaje de diez metros", de Lasse Hallström; "Cabaret" de Bob Fosse; "Sin noticias de Gurb" (novela corta), de Eduardo Mendoza; "El corredor del laberinto", de Wes Ball.

sábado, 14 de marzo de 2009

Gran Torino [6]

Cartel de Gran TorinoGran Torino
(EE.UU., Alemania, Australia, 2008, 116 min)
Dirección:
Clint Eastwood
Guión:
Nick Schenk
Intérpretes:
Clint Eastwood
Bee Vang
Ahney Her
IMDb

Parece que Clint Eastwood le ha cogido gusto a esto de realizar las películas a pares. En 2006, mientras dirigía “Banderas de nuestros padres” se le ocurrió mostrar el punto de vista japonés del mismo acontecimiento y creó la notable “Cartas desde Iwo Jima”; dos años después hizo algo todavía más difícil: dirigió “El intercambio” y protagonizó y dirigió “Gran Torino”, dos films completamente distintos. Y no hay que olvidar que Eastwood tiene 78 años y que no estamos hablando de Jesús Franco.
   Como en aquella ocasión, la calidad de las películas varía mucho: del mismo modo que la película en japonés era muy superior a la versión americana, “El intercambio” le da mil vueltas a “Gran Torino”. Pero por floja que sea una película de Eastwood, siempre tendrá elementos interesantes.
   Viendo este film da la sensación que el director se metió en el proyecto porque se enamoró del protagonista. Parece increíble que no escribieran el papel pensando en Eastwood, si cada vez que abre la boca habla Harry Callahan. De hecho, lo único realmente bueno del film es su protagonista.
Clint Eastwood en Gran Torino
Clint Eastwood
   Eastwood está genial como ese cabrón fascistoide con corazón. Qué presencia sigue teniendo este hombre y lo potente que resulta cuando se cabrea. Y hay que ver lo bien que te lo pasas cuando este abuelete malhumorado va soltando frases lapidarias a diestro y siniestro. Sólo por esto, un Clint Eastwood sobresaliente y muy divertido, y el humor de la película, merece verla.
   El resto es bastante flojo. El guión está muy mal construido: dedican minutos y más minutos a caracterizar al protagonista cuando ya se sabe perfectamente cómo es desde la primera escena (se sostiene gracias al Eastwood actor); la relación con sus vecinos avanza a trompicones y está llena de estereotipos; la banda del primo de los vecinos está muy mal presentada (cuando aparecen, se detiene la acción, luego te olvidas de ellos para aparecer de forma increíble al final). Durante buena parte del metraje, las acciones se ven venir a la legua y para llegar al final hay una salida de tono que te saca de la película. De acuerdo que el clímax de la película está muy bien (el amigo Clint abandona su carrera de actor por la puerta grande), pero la amenaza de la banda tenía que haber estado mucho mejor construida.
   En cuanto a la dirección, parece que Eastwood tenía prisa por terminar la película. La planificación y la puesta en escena son muy funcionales, haciendo los planos más básicos para contar la historia. Sorprende encontrar escenas tan torpes que te cuesta situarte en el espacio (como cuando los vecinos invaden el jardín de Eastwood o la escena a tres bandas en el sótano). Nada que ver con la elegancia de “El intercambio”. Y por una vez, algo que me ha sorprendido mucho, el montaje deja que desear (hay insertos tan cortos que no se ven). Las prisas no son buenas para nada. Tal vez tenían en mente los Oscar (no consiguió ninguna nominación) y aceleraron el proceso al máximo.
   Un Eastwood menor, pero un Eastwood al fin y al cabo.

2 comentarios:

  1. Para mí una buena película. Pero sí te doy la razón en casi todo lo que dices, hay escenas que no tienen mucho sentido o que parecen incompletas. Podía haberse hecho bastante mejor, entonces hubiera sido una obra maestra.

    ResponderEliminar
  2. Esta peli la tengo que volver a ver, que a muchísima gente le encanta. Un amigo mío tiene el blu-ray. A ver si se lo robo...

    ResponderEliminar

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2014. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.