¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección Cómo escribir ficción, muchos consejos para escritores, reseñas de novelas (desde 2015 sólo reseño las obras que me han gustado mucho) y las críticas de películas que escribí entre finales de 2006 y principios de 2017. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

lunes, 4 de febrero de 2008

Hacia rutas salvajes [5]

Cartel original de Hacia rutas salvajesInto the Wild
(EE.UU., 2007, 148 min)
Dirección y guión:
Sean Penn
Intérpretes:
Emile Hirsch
Hal Holbrook
Marcia Gay Harden
William Hurt
Catherine Keener
Vince Vaughn
Kristen Stewart
IMDb

Sean Penn es un actor fuera de serie que de vez en cuando se mete a dirigir con resultados no tan sorprendentes como sus actuaciones. Ahora se ha puesto a contar los dos años de aventuras de un chico que dejó su acomodado hogar para vivir en la naturaleza en Alaska.
   Si bien se nota que Penn pone especial hincapié en conseguir buenas actuaciones de sus actores (todos están bien, en especial Catherine Keener y Hal Holbrook) y grabar planos bonitos, el director y guionista no sale tan airoso a la hora de narrar la historia, lo que hace que esta película resulte muy irregular y largísima (¡dos horas y medias para lo que se podía contar en 100 minutos!).
   Penn no sabe estructurar la historia ni ir dosificando la información. Hay partes confusas y durante el metraje, al no avanzar la trama, hay varios parones que hacen aburrido este filme.
   Tras un comienzo prometedor, con la graduación del protagonista, el director tiene prisa por dar todos los datos del personaje, y a los quince minutos el espectador sabe TODO sobre él. Aquí yacen dos problemas: casi toda la información se ha dado de forma verbal (ya sea por los apuntes del chico o por la voz en off de su hermana), apoyándose muy, muy poco en la imagen; y al saber tan pronto los motivos del chico y éste no evolucionar, el film se hace repetitivo, pudiendo cambiarse de orden todas las secuencias sin que haya cambios significativos.
   Grosso modo se puede decir que del primer cuarto de hora hasta el minuto noventa no hay ninguna progresión en el protagonista. Tal vez Penn ha sido demasiado fiel al libro en que se basa y no se ha atrevido a introducir cambios. Y era muy fácil ir transformando poco a poco al protagonista: podía primero huir, luego quemar el dinero, romper su tarjeta de crédito algo más tarde… a medida que se iba adentrando en la aventura y aumentaba su odio hacia la sociedad. Pero no; el chico hace todas esas cosas al principio del film y su odio no cambia nunca.
   Del mismo modo, cada encuentro con las personas en el camino podía enriquecerlo e ir transformándolo poco a poco. Del primer encuentro con los hippies podría sacar alguna enseñanza que utilizaría algo más tarde en la película, luego aprendería a cazar y cazaría. Pero no. De hecho, lo enseñan a cazar y no es hasta la última parte en donde pone en práctica lo aprendido. Como indicaba antes, el resultado es que se pueden poner las secuencias en cualquier orden y nadie lo notaría. El personaje es completamente plano y lo que le pasa no es especialmente emocionante.
   El modo que tienen para compensar esta lacra es un montaje alterno entre el destino final y el recorrido, con flashbacks del camino y planos del protagonista en la naturaleza sin hacer grandes cosas. Sinceramente, no creo que sea la mejor solución. Esta parte es, sin duda, la más aburrida de la película. Y dura hora y cuarto.
Kristen Stewart y Emile Hirsch en Hacia rutas salvajes
Kristen Stewart y Emile Hirsch
   La parte final remonta un poco: el protagonista encuentra a personajes interesantes y la película se hace más atractiva. Y el chico comienza a cambiar poco a poco. El film por fin se mueve. Aquí está lo mejor: el campamento hippie y su relación con el anciano. Pero incluso en esta parte hay pifias, como esa escena tan bien preparada de la subida a la colina, pero tan mal rematada (¿dónde está el espectacular plano general que todos esperábamos?).
   Otro de los defectos de Penn como narrador es no saber qué contar y qué obviar. ¿Por qué subió corriendo en la graduación? ¿Por qué detienen a Vincent Vaughn? ¿Cómo consiguió la piragua (y por qué hizo tanto hincapié en decir que era imposible conseguir una)? ¿No hubiera estado bien alguna insinuación de que el chico tocaba el órgano?
   Da la impresión que Penn se quedó prendado de los (numerosísimos) paisajes naturales y no se atrevió a aligerar el montaje (que por cierto es hortera de vez en cuando. ¿Quién tuvo la feliz idea de partir la pantalla?). Prefería tener al chico pululando por la naturaleza que ir explicando su evolución.
   Un film fallido con algunos momentos buenos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.
Las fotos sin atribuir son de dominio público o no necesitan atribución, y están sacadas de Pixabay u otras páginas similares, o las he comprado en Depositphotos o páginas similares.