¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

martes, 9 de febrero de 2010

Precious [6]

Cartel de Precious
Precious: Based on the Novel Push by Sapphire
(EE.UU., 2009, 110 min)
Dirección:
Lee Daniels
Guión:
Geoffrey Fletcher
Intérpretes:
Gabourey Sidibe
Mo'Nique
Paula Patton
Mariah Carey
Lenny Kravitz
IMDb

La historia de esta película independiente parece un cuento de hadas. Hace un año se exhibió sin distribuidor en Sundance, donde la vieron Ophra Winfrey y Tyler Perry, un famosísimo actor negro en Estados Unidos, y decidieron involucrarse en su promoción (ambos aparecen como productores ejecutivos). Más tarde, el film pasó por Cannes y Toronto con una buena recepción; cuando se estrenó en noviembre fue una sorpresa en la taquilla y la crítica la alabó (en su país lleva recaudados más de 46 millones de dólares, lo que ha superado con creces su presupuesto de 10); y ahora tiene 6 candidaturas al Oscar, incluidas mejor película y mejor director. La promoción ha funcionado de maravilla, pero el film no es tan bueno como nos quieren vender.
   La película se desarrolla en Nueva York en los años 80 y cuenta la miserable vida de Precious, una chica negra con obesidad mórbida que sueña con ser famosa y casarse con su profesor de matemáticas. Un día la directora del instituto ve potencial en la chica y decide que vaya una escuela de enseñanza especial. Allí Precious, gracias al apoyo de su profesora, logrará recuperar su ego y comenzar una nueva vida.
   El principal problema que tiene este film, y que evita que sea una gran película, es que va a trompicones. A veces se detienen demasiado en contar algo, y lo repiten varias veces (como el infierno en casa que tiene la protagonista y lo perversa que es su madre), y en otras ocasiones, pasan por encima por momentos muy interesantes (como la educación de Precious y su relación con la profesora y las compañeras de clase). Esto provoca, por una parte, que parezca que la acción no avanza, que sea repetitiva y un tanto inverosímil porque tantas cosas malas no le pueden pasar a una misma persona en tan poco tiempo; y por otra, que el cambio de Precious sea muy brusco porque no hemos visto la evolución.
Gabourey Sidibe en Precious
Gabourey Sidibe
   Sin embargo, “Precious” tiene elementos muy buenos. El director logra que a pesar de la dureza de lo que está contado, la película no sea sórdida, lo cual me gusta mucho (estoy harto de que las películas realistas carguen las tintas en los aspectos negativos de la vida y vayan empeorando por momentos). Supongo que tenga que ver las ensoñaciones de la protagonista, que le sirven de respiro tanto a Precious como al espectador, y que la situación general va mejorando a medida que avanza la película. Además, el film transmite mensajes de superación personal y de tolerancia que están muy bien. Y hay un plano, el travelling circular que resume la educación de Precious, que es genial.
   Pero si algo destaca en “Precious”, y muchísimo, es su impresionante reparto. La película, a pesar de no estar contada del todo bien, logra momentos de gran intensidad emocional gracias a unas actrices extraordinarias, comenzando con la debutante Gabourey Sidibe y Mo’Nique, que tiene asegurado el Oscar a secundaria por una escena al final que pone los pelos de punta, y continuando con Paula Patton y una sorprendente Mariah Carey. Transmiten tanto que logran tapar huecos narrativos.

1 comentario:

  1. Y tanto que se tapan huecos narrativos (y no es un chiste malo). Se tapan tanto que para mí es una gran película. Deliciosa por el tratamiento de lo escabroso y maravillosa por la interpretación de todas ellas. Un 8.

    ResponderEliminar

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.