¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección Cómo escribir ficción, muchos consejos para escritores, críticas de novelas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho) y las críticas de películas que escribí entre finales de 2006 y principios de 2017. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

viernes, 4 de marzo de 2011

Los chicos están bien [8]

Cartel original de Los chicos están bien
The Kids Are All Right
(EE.UU., 2010, 106 min)
Dirección:
Lisa Cholodenko
Guión:
Lisa Cholodenko
Stuart Blumberg
Intérpretes:
Annette Bening
Julianne Moore
Mark Ruffalo
Mia Wasikowska
Josh Hutcherson
Yaya DaCosta 
IMDb

Al igual que “Winter’s Bone”, la independiente “Los chicos están bien” se benefició de que la Academia decidiera ampliar las nominadas a Mejor Película a 10 candidatas; pero al contrario que “Winter’s Bone”, que está muy sobrevalorada, “Los chicos están bien” es muy buena. Además de luchar por el Oscar más importante, el film se coló en las categorías de Mejor Actriz (Annette Bening), Mejor Actor Secundario (Mark Ruffalo) y Mejor Guión Original, aunque no ganó ninguno. Como consuelo, la película se llevó el Globo de Oro a Mejor Comedia y a Mejor Actriz de Comedia (Bening), y Cholodenko, su directora, consiguió un éxito de taquilla tras doce años de carrera en el cine.
   Nic (Annette Bening) y Jules (Julianne Moore) son una pareja de lesbianas que tienen dos hijos adolescentes, Joni (Mia Wasikowska) y Laser (Josh Hutcherson), engendrados con el esperma del mismo donante anónimo. Cuando Joni cumple 18 años, su hermano le pide que se ponga en contacto con su padre. Gracias a la clínica de donación, Joni consigue el teléfono del donante, Paul (Mark Ruffalo), y ella y Laser quedan un día para conocerse sin que lo sepan sus madres. El encuentro con Paul pondrá en peligro la unidad familiar.
   Esta película tiene encanto a raudales, tres personajes adultos muy bien dibujados, y tres actores que les dan vida fantásticos. Annette Bening y Julian Moore transmiten muy bien que llevan casadas desde hace mucho tiempo, y que aunque se quieren, existen rencillas sin resolver: Bening es cerebral y la que mantiene a la familia con su trabajo de médico; Moore es más pasional y tras fracasar en varios negocios, quiere intentar uno de decoración de jardines. Moore está resentida porque Bening a veces no aprecia sus esfuerzos. Mark Ruffalo se acerca a la cuarentena y es el dueño de un restaurante de comida orgánica, pero todavía no tiene muy claro qué quiere hacer con su vida. La parte central es divertidísima, con un Ruffalo y una Moore muy graciosos.
Annette Bening y Julianne Moore en Los chicos están bien
Annette Bening y Julianne Moore
   En el último tramo, Bening adquiere más protagonismo con una actuación deslumbrante. Moore y Bening reconocen que se han herido; Ruffalo sigue en las nubes, y Bening demuestra que una familia con dos madres es exactamente igual que una familia con un padre y una madre. Éste era el mensaje que quería dar Chodolenko.
   Lo más flojo de “Los chicos están bien” son los hijos. Estos personajes sirven para poner en funcionamiento las relaciones entre los adultos, que es lo que realmente le interesa a Cholodenko, y en consecuencia sus historias se quedan un poco cojas. La relación de Josh Hutcherson con su amigo es muy precipitada (y no digamos su final); así como lo que supone que Mia Wasikowska vaya a abandonar el nido para irse a la universidad. Esta trama se te olvida a mitad y el final no resulta tan emocionante como podía haber sido. Del mismo modo, la relación entre Ruffalo y sus “hijos” pasa a un plano muy secundario en el nudo de la película, y queda un poco forzado cuando vuelve al final.
   Tendrá fallos en el guión, pero qué película tan encantadora.

2 comentarios:

  1. Carlos: para mi tambien es una pelicual encantadora y con escenas que me han hecho reir.
    Me gusta porque da una visión de la diversidad de modelos de familia, frente a la familia tradicional que nos han inculcado siempre.Todos tienen sus pros y contras , pero la unidad familiar es importante para todas las personas.

    ResponderEliminar
  2. Sí, lo importante es rodearte de gente que te quiera tal como tú eres. Yo sin el apoyo de mi familia no podría mantener este blog o lanzarme a la locura de escribir novelas.

    ResponderEliminar

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.