¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección Cómo escribir ficción, muchos consejos para escritores, críticas de novelas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho) y las críticas de películas que escribí entre finales de 2006 y principios de 2017. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

viernes, 22 de abril de 2011

La voz de las espadas [8]

Portada de La voz de las espadas,de Joe AbercrombieNOVELA
The Blade Itself
(Reino Unido, 2006, 518 páginas)
Joe Abercrombie

En su página web, Joe Abercrombie cuenta con mucha gracia cómo en su época de universitario decidió redefinir, él solito, la fantasía con una trilogía que siguiera al bárbaro Logen Ninefingers. El resultado fue un desastre pretencioso (me temo que la sombra de Tolkien –y de la universidad- es demasiado alargada) y lo abandonó. Seis años después, en 2002, cuando trabajaba de montador cinematográfico, decidió intentar de nuevo escribir las novelas en sus ratos libres. Para entonces ya se tomaba a sí mismo mucho menos en serio y el resultado fue mucho más interesante. En 2004 terminó la trilogía de “La primera ley”, y tras ser rechazada por varias agencias literarias, perseveró y en 2006 llegó a las librerías británicas. La trilogía fue un éxito (actualmente está publicada en 13 países), y a los tres volúmenes iniciales ha añadido dos novelas independientes que se desarrollan en el mismo mundo.
   “La voz de las espadas” es la primera parte, y en cada página se nota que Abercrombie disfrutaba mucho escribiéndola y que su objetivo era el entretenimiento. “La voz de las espadas” es una gozada.
   Me la he leído en inglés, así que algunos nombres de personajes y lugares no coincidirán con la traducción.
   El reino de la Unión se encuentra amenazado por los norteños, una serie de clanes que el autoproclamado rey Bethod ha unificado, y por el Imperio Gurkish en el sur. En el norte vive Logen Ninefingers, un sanguinario guerrero que antiguamente luchó para Bethod, pero que ahora huye de él. Tras separarse de sus compañeros por un ataque de los shankas, una especie de orcos, Logen se reúne con Bayaz, un poderoso mago quien le indica que deben viajar a la capital de la Unión.
   En la Unión Jezal dan Luthar, un joven caballero muy vanidoso, se entrena para un torneo importantísimo que le permitirá ganas prestigio. El entrenador de Jezal es Collen West, un oficial que gracias a ganar ese torneo años atrás, ascendió socialmente a pesar de tener unos orígenes humildes.
   También en la Unión vive Sand dan Glokta, un torturador tullido que trabaja para la Inquisición, y que bajo el mando del Arch Lector, investigará a sospechosos de evadir impuestos reales.
   En el sur Ferro, una mujer salvaje, huyendo de soldados del Imperio se topa con Yulmei, un mago que la convence para que vaya con él a la Unión.
   En Ardua, la capital del reino, todos estos personajes se juntarán, y cada uno tendrá un comedido para salvar a la Unión de los invasores y del misterioso Profeta. Pero eso ya ocurre en la segunda y la tercera parte de la trilogía.
   Lo más débil de la novela es la primera parte, en la que Abercrombie tiene que dar tanta información que a veces es confuso: la trama del Arch Lector para acabar con los estafadores me la he leído varias veces, y todavía no sé qué tiene que ver Kalyne, el Superior de Ardua, en todo ese tinglado; la presentación de Jezal es confusa porque hay varios personajes al tiempo (juegan a las cartas) y con la de Dogman pasa lo mismo (se pelean los unos con los otros). Además, en la parte de Glotka (la trama de los que evaden impuestos, que es menos clara), se explica como funciona Ardua: que si el Consejo Cerrado, que si el Consejo Abierto, que si la Casa de Cuestiones. Yo me hacía un lío. También me preguntaba qué importancia tenía la leyenda de Kanedias y Juvens cuando lo suelta Glokta en medio de toda esa investigación. Pero aunque esas escenas no son muy claras, “La voz de las espadas” siempre es entretenida.
   De vez en cuando, Abercrombie utiliza recursos para hacer avanzar las tramas un poco forzados. Que West le pida a Jezal que cuide de su hermana Ardee (el momento en el que se conocen es divertidísimo), que luego da lugar a una historia de amor, está un poco metido con calzador. Abercrombie lo quiere arreglar haciendo que West, poco después, se dé cuenta de lo que puede suceder, pero ya se veía venir. La historia de amor en sí, está muy bien, con un Jezal, que es un Don Juan, enamorado hasta las cachas.
   Ocurre lo mismo cuando Dogman y sus compañeros se dan cuenta de lo mal formado que está el ejército de los norteños (ven que ancianos y púberes van a la guerra contra la Unión), lo que puede provocar que los shakas, que vienen del norte, invadan el reino de Bethod sin problemas. Dogman y los suyos deciden ir a la fortaleza de Bethod para avisarlo. Es bastante increíble ya que Bethod los quiere matar. Eso sí, la escena en la fortaleza es muy buena.
   A su favor Abercrombie tiene que es muy bueno creando personajes y escenas muy imaginativas, además de preparar momentos y desarrollarlos para que tengan la máxima intensidad. La novela está narrada en tercera persona, pero contada desde el punto de vista de varios personajes. Al seguir tantas tramas que se van juntando, “La voz de las espadas” es muy dinámica. Al final hay dos partes geniales: el combate de Jezal contra Gorst y la entrada en la Casa del Hacedor. Además de ser muy ingeniosas (en especial la de la Casa), Abercrombie va pasando de personaje a personaje, que van interpretando los acontecimientos de distinta forma. El resultado es excelente.
   A medida que avanzan las tramas, Abercrombie va profundizando en sus personajes. Logen Ninefinger no es el bárbaro que aparenta al principio (sus escenas en la ciudad son sobresalientes. No entiende nada de la civilización. Me parecen desternillantes sus reacciones ante los retretes, una cena de gala, y una obra de teatro); Ferro tiene motivos para estar tan resentida con el mundo; Jezal es algo más que vanidoso; y el cínico de Glokta, mi personaje favorito (sus escenas son divertidísimas por cómo interpreta él los hechos), tenía un pasado muy distinto.
   Ahora que los personajes y los conflictos principales están presentados, supongo que la segunda y tercera parte sean mejores. Pero aunque tengan los fallos de ésta, van a ser novelas buenísimas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.