¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

martes, 23 de agosto de 2011

The Becoming [4]

Portada de The Becoming, de Jeanne C. SteinNOVELA
The Becoming
(EE.UU., 2004, 295 páginas)
Jeanne C. Stein

Jeanne C. Stein comenzó su carrera literaria con la novela paranormal “The Becoming”, cuya protagonista es Anna Strong, una cazarrecompensas convertida en vampiro. La novela ha creado una serie de varios libros (está a punto de publicarse la séptima parte; y en su página web Stein cuenta que la última novela, la novena, se publicará en 2013), que además han sido traducidos al alemán y al noruego. “The Becoming” fue publicada primero por ImaJinn Books en 2004, una editorial muy pequeña de Colorado, y dos años más tarde por Ace Books, unas de las editoriales más importantes de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos, y la novela se convirtió en un best-seller.
   Una noche que Anna está trabajando con su colega David para detener a Donaldson, un hombre con un carrerón como estafador, éste la ataca. A la mañana siguiente Anna se despierta en el hospital y el doctor Grant Avery le cuenta que fue violada, aunque Anna no recuerda nada ni se siente violada. Tras darle el alta, Anna se nota rara y cuando Avery le hace una visita, le cuenta lo que sucedió realmente: Donaldson es un vampiro y durante la violación, la convirtió en uno. Avery también lo es, y a partir de entonces será su mentor. Mientras Anna se acostumbra a su nueva vida, tendrá que hacer frente a la amenaza de Donaldson, huir de cazavampiros, y averiguar qué le ha pasado a su amigo David, que ha desaparecido.
   Viendo “The Becoming” como secuencias independientes, la novela es muy buena. Tiene muchísimo humor y la transformación de la protagonista, que va aprendiendo nuevas facetas del vampirismo, es muy interesante. Además, Stein sí logra mantener la atención del lector de principio a fin, con giros y nuevas complicaciones cada poco tiempo, y con escenas muy imaginativas en la que aguanta muy bien el suspense.
   El problema viene cuando ves “The Becoming” en su conjunto. Incluso cuando la estás leyendo, sin haber alcanzado el final donde “se explica” todo, ya hay un montón de elementos que no tienen ningún sentido y desarrollos de la trama muy difíciles de creer. Empezando por la misión de matar a Donaldson a la que le obliga Avery, cuando es obvio que hay vampiros mucho mejor preparados para hacer eso. O el precipitado viaje a México (eso sí, los túneles del Beso de la Muerte están muy bien), en el que yo me preguntaba cómo era posible que Anna se lanzara a la aventura sin tener una prueba concluyente de que su amigo David estuviera allí (Stein lo hace para sorprender al lector, porque resulta que… ¡David no está en México!).
   A veces hay casualidades muy grandes (como cuando Anna se encuentra al policía que la intentó matar en la playa, lo que le viene muy bien para hacer avanzar la trama), y otras veces Anna es un poco torpe investigando el caso (¡lo que tarda en darse cuenta que han secuestrado a David, y eso que hay sangre en su cocina!; o que tenga el desliz de no preguntar a Avery qué significa eso del poder del que le ha hablado el jefe de policía, y así, gracias al desliz, descubre algo importantísimo).
   Y cuando llega la gran resolución, lógicamente tantos giros no hay manera de justificarlos con coherencia. Tampoco parece que a Stein le preocupe demasiado. Lo que quería era crear una novela muy divertida, que se lee a toda velocidad, en la que le va complicando la vida a su protagonista por momentos.
   Si no eres muy exigente, “The Becoming” es un buen entretenimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.