¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

viernes, 12 de agosto de 2011

La lista sangrienta [8]

Portada original de La lista sangrienta, de P.N. ElrodNOVELA
Bloodlist
(EE.UU., 1990, 200 páginas)
P.N. Elrod

Jack Fleming se despierta en la orilla de un lago sin recordar nada de su pasado. Cuando llega a la carretera, el primer coche que encuentra intenta atropellarlo. El conductor sale con una pistola y se pone a perseguirlo por un bosque. Huyendo, Jack oye un disparo y siente cómo la bala le entra por la espalda y le sale por el vientre. Jack nota que el dolor desaparece rápidamente, y cuando se lleva la mano a la herida, no hay rastro de sangre. Ese balazo, que debería haberlo matado, no le hace nada porque… Jack se ha convertido en vampiro. Dada su nueva condición, Jack investigará su propio asesinato.
   Así comienza “La lista sangrienta”, la primera novela de la serie “Archivos vampíricos”, de P.N. Elrod. Elrod es una autora estadounidense especializada en vampiros, y su serie más famosa es ésta, en la mezcla la novela negra con lo paranormal. La serie ya cuenta con doce novelas y una novela corta, y se desarrolla en el Chicago de los años 30. Jack Fleming es su protagonista, un periodista convertido en vampiro, al que se le unen Charles Escott, un detective británico que es además un actor frustrado, y Bobbi Smythe, una rubia explosiva (y yo diría que inspirada en Jean Harlow), con la que Jack comienza un romance.
   “La lista sangrienta” está narrada en primera persona, desde el punto de vista de Jack, y su estilo no tiene nada que envidiar a las novelas hardboiled de la época. Elrod muestra muy bien el ambiente de los años 30, y es una escritora muy imaginativa que saca el máximo partido al cambio de Jack y sus nuevas habilidades.
   Por una parte, Elrod narra el nuevo estado de Jack, y cómo se va adaptando: desde la necesidad de coger tierra de su hogar en Cincinatti (donde le viene un recuerdo infantil muy bonito, con su abuelo justo antes de morir) para poder dormir, hasta dominar la invisibilidad, que le vendrá muy bien para resolver el caso y que dará lugar a situaciones muy ingeniosas. Entre medias hay detalles geniales, como Jack evitando espejos incluso en los taxis, o que sea capaz de oír el latido de las personas y saber si están nerviosas o no (en un casino ilegal Jack gana mucho dinero gracias a los latidos del crupier).
   Por otra, Elrod va desvelando el pasado de Jack a través de recuerdos que le vienen de vez en cuando, al tiempo que descubre toda la trama de los gángsters. Al ser una novela negra, la trama da bastantes vueltas, pero se sigue sin problemas. Lo más decepcionante (decepcionante porque viene demasiado temprano) es descubrir cómo se convirtió en vampiro, aunque la historia es muy bonita. El resto de su pasado está muy bien integrado en el conjunto, y Elrod va desvelando información en las partes correctas, las que enlazan con la trama de la muerte de Jack. Hay un momento muy bueno, hacia el final, en el que Elrod deja a Jack en una situación muy mala, donde pierde la conciencia y recuerda todo lo que faltaba para entender el caso. Así Elrod consigue mantener la tensión durante varias páginas y dar información para que cuando Jack recupere el sentido, sepa qué hacer para resolver la trama.
   Aparte de una estructura excelente y situaciones muy creativas, “La lista sangrienta” también destaca por lo cálidos que resultan los personajes. Jack tiene miedo de haberse convertido en un monstruo, habla y envía dinero a sus padres cada semana, y cada vez que se cuela en una tienda por la noche para adquirir ropa, deja dinero en la caja. La obsesión de Charles por actuar es divertidísima, y su encuentro con Coldfield, el dueño de club, también un actor frustrado (no pudo hacer carrera en el teatro por ser negro), es genial. Más adelante se desvela que Coldfield, que parece un tipo duro, tiene un corazón de oro. La relación de amistad entre Jack y Charles es muy buena y la de Jack y Bobbie, una mujer muy ambigua que es más lista de lo que parece, es bastante apasionada y su desarrollo está por ver en las siguientes entregas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.