¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Hellraiser [8]

Portada británica de Hellraiser, de Clive BarkerNOVELA CORTA
The Hellbound Heart
(Reino Unido, 1986, 128 páginas)
Clive Barker

Que Clive Barker es un tipo creativo no queda duda. Además de pintar, el hombre ha escrito obras de teatro y guiones, dirigido y producido films. Pero Barker sobre todo destaca por ser uno de los escritores de fantasía y terror más importantes de los últimos 30 años. Clive Barker comenzó a llamar la atención a mediados de los 80 con los “Libros sangrientos” (“Books of Blood”; en español también se los conoce como “Libros de sangre” y “Sangre”), seis volúmenes de cuentos de terror que tienen muchísimo prestigio entre los aficionados al género. “Hellraiser”, una de sus obras más conocidas, es una novela corta que apareció por primera vez en 1986 en la colección “Night Visions 3” y que a partir de 1988 se ha vendido de forma independiente. En 1987 el propio Barker la adaptó al cine, creando una serie que aún sigue viva.
   Buscando un placer sin fin, Frank utiliza la caja de Lemarchand, un misterioso cubo que si consigues abrirlo, abrirá la puerta a una dimensión donde tus deseos se harán realidad. Frank abre el cubo y ante él aparecen cuatro cenobitas, unos seres deformes que lo llevarán a su mundo y le darán el máximo de placer. Lo que no sabe Frank es que el concepto de placer de los cenobitas es muy distinto del suyo.
   Un tiempo después, Julia y Rory, hermano de Frank, deciden ir a vivir a la casa que les dejó su abuela. Antes de que Frank desapareciera de la faz de la Tierra, fue visto por última vez en esa casa. Julia recorre la vivienda buscando dónde van a colocar el dormitorio, y descubre que la habitación más grande le produce una sensación muy desagradable, sin saber por qué, y decide dejarla vacía. Con el paso de las semanas, Julia se obsesiona con ese cuarto porque siente que está vivo, hasta que un día descubre que Frank está encerrado en la pared y sólo ella puede rescatarlo. Pero para ello tendrá que hacer grandes sacrificios.
   “Hellraiser” comienza con una escena excelente en la que Barker prepara muy bien lo que está por venir (o lo que espera Frank que venga), al tiempo que caracteriza al personaje. Con pocos detalles va subiendo la tensión (el ruido de las campanas, el parpadeo de la bombilla), dando pistas de que la caja de Lemarchand sí funciona, pero que lo que va a abrir, mejor permanecería cerrado. Cuando aparecen los cenobitas, que es cuando Frank se da cuenta de que algo falla (el lector sabe que no es que algo falle, es que ha cometido un grave error), también con pocos detalles, Barker crea un momento muy inquietante; y entonces comienza el placer, con un giro muy imaginativo en una parte que tiene unas descripciones excelentes. La escena acaba con otro giro, también genial y muy inquietante, que deja la tensión al máximo. Esta primera escena es como si Barker hubiera cogido el universo de Lovecraft y le hubiera añadido una carga sexual tremenda, logrando algo muy original y brillante.
   La novela pasa entonces al mundo real, y Barker no hace más que retorcer y retorcer la trama, con unos giros impresionantes de lo bien realizados que están. Barker va mostrando cómo son realmente los personajes –y así justifica sus acciones-, y a lo largo de la trama logra que la empatía que sintamos por ellos, vaya cambiando de un personaje a otro. Las situaciones se van complicando por más y más, la tensión no hace más que subir, y hay unas cuantas escenas de suspense y terror sobresalientes. La parte final es magistral por cómo juega Barker con el lector con varios giros que atañen a un personaje que quieres que se salve, pero que lo tiene crudo.
   Los únicos problemas que le veo a “Hellraiser” es que hay un personaje muy importante que al principio está presentado como muy apocado y más adelante acaba haciendo cosas muy osadas, y te cuesta creértelo; y que el trato al final con los cenobitas está un poco forzado. Pero si te gusta el terror, léete esta novela que es una gozada.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.