¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

viernes, 6 de julio de 2012

Snatched [8]

Portada americana de Snatched, de Karin SlaughterNOVELA CORTA
Snatched
(EE.UU., 2012, 73 páginas)
Karin Slaughter

Karin Slaughter es una escritora estadounidense especializada en el policiaco. Desde que debutara en 2001, sus novelas se han traducido a 32 idiomas (el español entre ellos) y ha vendido más de 30 millones de ejemplares. Slaughter es conocida por dos series: la de Grant County, un condado ficticio de Georgia donde Slaughter ya ha desarrollado seis novelas; y la de Will Trent, un policía que trabaja en Atlanta. Will Trent, hasta el momento, aparece en seis novelas y una novela corta, “Snatched”. “Snatched” sólo está disponible en edición digital (a un precio ridículo) y es la primera obra de Slaughter que me leo, y me ha dejado muy buen sabor de boca.
   El agente Will Trent se encuentra en el aeropuerto internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta haciendo un trabajo que odia: evitar que hombres mantengan sexo anónimo en los baños del aeropuerto. Mientras espera aburrido a que pase algo, un hombre entra al servicio con una niña pequeña. De alguna manera, la intuición le dice que esa niña está secuestrada y el hombre es un pederasta. Como no tiene pruebas para detener a nadie, decide seguirlos por el aeropuerto, y a medida que pasa el tiempo, más se convence de que paso algo malo. Will pone en alerta a sus compañeros y la policía cierra el aeropuerto. Y cuando Will da alcance al hombre, le espera una desagradable sorpresa: la niña ha desaparecido delante de sus narices.
   Esta novela corta está llena de detalles geniales que demuestran que Slaughter es una gran escritora. Al principio hay uno, que sirve para caracterizar a Will Trent, que es magnífico por la cantidad de información que da Slaughter en muy pocas líneas: Trent está trabajando en ese trabajo que odia porque su jefa, Amanda, exige que los agentes lleven el pelo cortado al menos un centímetro por encima del cuello de la camisa, pero a una tal Sara (es Sara Linton, la protagonista de Grant County), le gusta acariciarle el pelo, que lleva un poco largo; y así Trent se deja el pelo largo, pero acaba vigilando los servicios del aeropuerto.
   Y después de dar pinceladas sobre el personaje, “Snatched” se lanza a una persecución apasionante por el aeropuerto. Es apasionante por los detalles que va dando Slaughter sobre el aeropuerto y por lo angustiado que se siente Trent por haber montado esa caza sin estar seguro de tener a un sospechoso.
   Cuando acaba el primer capítulo, Slaughter planta la situación, que es excelente, que va a conducir el resto de la narración: la policía tiene a un sospechoso, que saben es culpable (el hombre se ríe a la cara de Trent), pero no pueden hacer nada para detenerlo porque no tienen pruebas, y sólo lo pueden tener retenido durante 24 horas.
   Entonces la novela se hace apasionante porque hay una cuenta atrás muy corta, y al tiempo que buscan pistas que incriminen al sospechoso, Trent tiene que resolver cómo la niña desapareció delante de él sin que se diera cuenta. También resulta muy interesante cómo la policía va atando cabos y qué trucos utilizan para sonsacar información al sospechoso.
   Lo único que no me gusta de “Snatched” es su final. Después de un clímax con un gran giro (funciona de maravilla porque Slaughter hace que el sospechoso cada vez sea más repulsivo), viene un capítulo demasiado almibarado.
   Gran entretenimiento, que además respeta la inteligencia del lector. Me ha gustado tanto que seguro que no será la última novela que Slaughter que me lea.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.