¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Desde aquí escribo críticas de películas y novelas, cuénto como va la escritura de mi primera novela y doy consejos para aprender a escribir ficción. Si te apetece ver una película o leer un libro que yo he puesto mal ¡vete a verla o léelo! Que a mí no me guste no significa que a ti te parezca lo mismo. Las críticas son una opinión personal y no tienes por qué coincidir conmigo.
Gracias por dejarte caer por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Pórtico" (novela), de Frederik Pohl; "El tour de los Muppets", de James Bobin; "Ida", de Pawel Pawlikowski; "Noé", de Darren Aronofsky; "Crónicas diplomáticas", de Bertrand Tavernier; "Víctimas" (novela), de Dean Koontz; "Aprendiendo de Coppola" (Vida de escritor); "Non-Stop (Sin escalas)", de Jaume Collet-Serra; "Capitán América: el soldado de invierno", de Anthony Russo y Joe Russo; "El gran hotel Budapest", de Wes Anderson; "The Last Drop" (cuento), de L. Ron Hubbard; "Las ventajas de ser un marginado", de Stephen Chbosky; "Doctor Sueño" (novela), de Stephen King; "Una vida en tres días", de Jason Reitman; "Dallas Buyers Club", de Jean-Marc Vallée.

lunes, 20 de agosto de 2012

Alps [2]

Poster original de AlpsCINEFILIA
Alpeis
(Grecia, 2011, 93 min)
Dirección:
Yorgos Lanthimos
Guión:
Yorgos Lanthimos
Efthymis Filippou
Intérpretes:
Aggeliki Papoulia
Ariane Labed
Stravos Psyllakis
Aris Servetalis
Johnny Vekris
IMDb

Ahora que han muerto Michael Cocayannis y Theo Angelopoulus, Yorgos Lanthimos es el director griego con mayor proyección internacional del momento. Con su anterior película, “Canino” (2009), logró estar nominado al Oscar a Mejor Película de Habla No Inglesa y con “Alps” (2011) ganó el premio al Mejor Guión en el Festival de Venecia. “Alps” es la primera película suya que veo, y ganas me dan de que sea también la última: es una grandísima y aburridísima tomadura de pelo, inverosímil a más no poder, que no tiene ninguna coherencia ni sentido.
   En la Atenas actual existe un misterioso grupo, compuesto por personas muy diferentes, que se hace llamar “Alpes” y que se dedica, de forma muy peculiar, a ayudar a pasar el trance a gente que acaba de perder a seres queridos.
   Lo único decente que tiene esta película es lo misterioso que es el principio. Lanthimos presenta a personajes y situaciones que te mantienen la atención, y es interesante cómo vas atando cabos. Pero entonces ves qué está pasando, y es demencial.
   Un problema gravísimo de “Alps” es que tiene un tono serio y es una película realista, y para que eso que cuenta fuera mínimamente creíble o metes humor, o haces una película muy estilizada, o explicas muchísimo por qué esas personas deciden hacer lo que hacen y por qué las personas a las que ayudan acceden. Pero en “Alps” no hay nada de eso (no sé, a Lanthimos le parecía trillado y convencional), y como consecuencia, yo no me creo casi nada de lo que pasa.
Aggeliki Papoulia en Alps
Aggeliki Papoulia
   Del desarrollo que tiene la trama, lo único que me creo es cuando la enfermera le corta el pelo a uno de los del equipo, porque el resto me parece inverosímil y ridículo; no sólo porque una panda de locos (porque es lo único que interpreto que son, viendo el desarrollo de los personajes) decida hacer esas cosas, sino porque otra panda de locos acceda a que los primeros les ayuden de esa forma.
   Además, Lanthimos tiene un sello visual terrible. Le encanta hacer planos con escorzo en donde el escorzo está enfocado y el fondo del plano, que es lo que en teoría se ve bien, está desenfocado. Esto lo que quiere decir es que Lanthimos, estéticamente, tiene un gusto nefasto.
   Y luego hay por ahí diálogos que parecen escritos por un amateur. La enfermera les dice a los padres de la chica moribunda que a ella también le encanta jugar al tenis (aquí es muy torpe cómo mete la información), y más adelante, cuando por la situación es obvio que los padres ya saben que la chica ha muerto, la enfermera suelta: “Su hija ha perdido el partido más importante de su vida…”, ¿de verdad?, pero si yo pensaba que los padres estaban destrozados por cualquier otra cosa (ese diálogo estaría bien para darles la noticia, no cuando ya lo saben). Y la gimnasta le cuanto un secreto a uno de los miembros de “Alpes” y luego le dice que por favor no diga nada; ¿esto de los secretos no va al revés, primero pides que no diga nada y después lo cuentas?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2014. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.