¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Matar a un ruiseñor" (novela), de Harper Lee; "Un escritor acaba lo que empieza" (Vida de escritor); "Las poseídas de Stepford" (novela), de Ira Levin; "Muchas gracias por las 350.000 visitas"; "Colaboradores de 'La aventura de ser escritor'" (Vida de escritor); "Acabé la primera versión de 'La aventura de ser escritor'"; "El canto del cisne" (novela), de Robert McCammon; "Alien, el octavo pasajero", de Ridley Scott; "Sobre espiritualidad" (Vida de escritor); "La asertividad (IV)" (Vida de escritor); "Sin noticias de Gurb" (novela corta), de Eduardo Mendoza; "El exorcista", de William Friedkin; "El exorcista" (novela), de William Peter Blatty; "Mis libros más baratos en Estados Unidos y México"; "La semilla del diablo" (novela), de Ira Levin.

martes, 11 de junio de 2013

Cómo hablar con las chicas en las fiestas [6]

Portada original de Cómo hablar con las chicas en las fiestas, de Neil Gaiman
CUENTO
How to Talk to Girls at Parties
(Reino Unido, Estados Unidos, 2013, 28 páginas)
Neil Gaiman

Para promocionar la última novela de Neil Gaiman, "The Ocean at the End of the Lane", que sale a la venta el 18 de junio (y que yo ya me he comprado), las editoriales británica y estadounidense del autor han decidido regalar un e-book con un cuento de Gaiman y un anticipo de la novela. El cuento está sacado de su colección "Objetos frágiles" ("Fragile Things", 2006) y se trata de "Cómo hablar con las chicas en las fiestas" ("How to Talk to Girls at Parties"), un relato entretenido e imaginativo que podía dar mucho más de sí.
   Enn es un chico de quince años que no sabe cómo entablar conversaciones con las chicas en la fiestas (sólo ha besado a tres chicas en su vida, y encima todas eran amigas de su hermana), a pesar de que su amigo Vic, que es un ligón nato, le diga para quitarle importancia que las chicas son sólo chicas, que no vienen de otro planeta. Un día que Enn se está quedando en casa de Vic, los amigos van a una fiesta. Vic se liga a una en cuanto llega, y Enn decide forzarse a hablar con chicas. Lo que no saben los amigos es que se han equivocado de fiesta, y esas chicas no son normales.
   El cuento está bien, pero no deja de ser una situación muy buena con muy poco desarrollo. Lo que más me gusta es cómo Gaiman caracteriza a su protagonista (está lleno de detalles geniales: lo incómodo que se siente junto a chicas, mientras su amigo se mueve como pez en el agua; la música que escucha —son finales de los 70—; cómo decide beber una bebida alcohólica), y cómo el pobre chico está tan preocupado en mantener conversaciones que no es capaz de darse cuenta de qué está pasando realmente.
   Pero una vez que Enn habla con la primera chica, y tú ya sabes qué sucede, el cuento simplemente repite esa situación, con variaciones, claro está, con otras dos chicas. Las conversaciones son muy imaginativas, pero no hay más. Y es muy decepcionante cómo resuelve la situación Gaiman: parece que no se le ocurría nada más que contar, y con tres chicas ya tenía bastante; y en vez de crearse una trama partiendo de esa situación, simplemente acaba el cuento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.