¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Un escritor acaba lo que empieza" (Vida de escritor); "Las poseídas de Stepford" (novela), de Ira Levin; "Muchas gracias por las 350.000 visitas"; "Colaboradores de 'La aventura de ser escritor'" (Vida de escritor); "Acabé la primera versión de 'La aventura de ser escritor'"; "El canto del cisne" (novela), de Robert McCammon; "Alien, el octavo pasajero", de Ridley Scott; "Sobre espiritualidad" (Vida de escritor); "La asertividad (IV)" (Vida de escritor); "Sin noticias de Gurb" (novela corta), de Eduardo Mendoza; "El exorcista", de William Friedkin; "El exorcista" (novela), de William Peter Blatty; "Mis libros más baratos en Estados Unidos y México"; "La semilla del diablo" (novela), de Ira Levin; "La asertividad (III)" (Vida de escritor).

sábado, 8 de junio de 2013

El hombre tranquilo [8]

Poster original de El hombre tranquiloCINEFILIA
The Quiet Man
(EE.UU., 1952, 129 min)
Dirección:
John Ford
Guión:
Frank S. Nugent
Intérpretes:
John Wayne
Maureen O'Hara
Barry FitzGerald
Victor McLaglen
Ward Bond
Mildred Natwick
IMDb

En 1952 John Ford regresó a su Irlanda natal para dirigir un drama costumbrista con mucho humor. El film fue un éxito y estuvo nominado a 7 Oscars, incluido el de Mejor Película, de los que ganó los de Mejor Fotografía y Mejor Director (el cuarto y último de Ford). La película, a pesar de no ser una obra maestra, es un clásico; y yo diría que su fama se la debe a lo encantadora que es.
   Sean Thornton (John Wayne) es un americano que regresa al pueblo donde nació, Innisfree, en Irlanda. Aunque nadie conoce su pasado o por qué ha decidido regresar en ese momento, la llegada de Thornton creará un revuelo: Thornton se enamora de la tempestuosa Mary Kate Danagher (Maureen O'Hara), pero su hermano, Will Danagher (Victor McLaglen), que es quien tradicionalmente concede la mano en Irlanda, odia a Thornton y no dejará que su hermana se case con él. Para ayudar a que el romance salga adelante, un grupo de habitantes, incluido el cura, se compinchará el día de la carrera de caballos.
John Wayne y Maureen O'Hara en El hombre tranquilo
John Wayne y Maureen O'Hara
   Lo más endeble de "El hombre tranquilo" es su estructura y el personaje de Maureen O'Hara (el personaje, no la actriz, que está genial): cuando parece, lógicamente, que la mayor complicación será el matrimonio al que se opone McLaglen, ese conflicto se soluciona (con muchísima gracia, eso sí), y todavía queda media película. Y para llenar lo que queda, se crean otro conflicto que tiene muchísima menos fuerza, y es repetitivo: el empeño de O'Hara por recuperar su dote. Además, en toda esa parte su personaje es muy poco consistente (tan pronto quiere a Wayne como le odia; lleva media película dando la lata con la dote para acabar quemándola voluntariamente; y parecen justificarlo diciendo que la chica tiene mal carácter). En esa parte sólo funciona el rechazo de John Wayne a pelear y el dinero.
   Pero el resto es muy bueno. Funciona muy bien cómo desvelan el pasado de Wayne; y todos los personajes secundarios son divertidísimos, en especial Barry Fitzgerald y Victor McLaglen. La parte central es maravillosa, por tierna y divertida: las escenas del cortejo son preciosas, lo mejor de toda la película; la carrera de caballos es emocionante y muy simpática por lo que se traen entre manos varios personajes; el día de la boda es hilarante. Y el final es genial, con esa largüísima pelea que te hace estar con una sonrisa durante varios minutos.

1 comentario:

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.