¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"Alien, el octavo pasajero", de Ridley Scott; "Sobre espiritualidad" (Vida de escritor); "La asertividad (IV)" (Vida de escritor); "Sin noticias de Gurb" (novela corta), de Eduardo Mendoza; "El exorcista", de William Friedkin; "El exorcista" (novela), de William Peter Blatty; "Mis libros más baratos en Estados Unidos y México"; "La semilla del diablo" (novela), de Ira Levin; "La asertividad (III)" (Vida de escritor); "La lista de Schindler", de Steven Spielberg; "Taller de escritura creativa en el Espacio Joven de Santander"; "La luz fantástica" (novela), de Terry Pratchett; "¿Qué fue de Baby Jane?", de Robert Aldrich; "Cómo motivarse, y la asertividad (II)" (Vida de escritor); "Lee los primeros capítulos de mis libros gratis".

miércoles, 4 de junio de 2014

The Lake [6]

Portada original de The Lake, de Tananarive Due
CUENTO
The Lake
(EE.UU., 2011, 20 páginas)
Tananarive Due 

"The Monster's Corner" (2011) es una colección de cuentos de terror, escritos por autores contemporáneos del género, que tienen la particularidad de estar contados desde el punto de vista del monstruo. Para ir abriendo boca (o las fauces), el cuento completo "The Lake", de Tananarive Due, se puede descargar de forma gratuita en Amazon. Due es una autora especializada en misterios, ciencia ficción y fantasía urbana, y su obra más famosa es la tetralogía de los "Inmortales africanos", sobre unos inmortales negros (yo me leí la primera, "My Soul to Keep", y me encantó).
   Abbie LeFleur va a comenzar una nueva vida en Graceville, Florida, como profesora de instituto. Deja su Boston natal y se muda en pleno verano a su nueva casa, la cual necesita muchas reparaciones, pero que tiene dos cosas que le atraen muchísimo: está muy aislada, y  tiene un lago justo al lado, por lo que podrá bañarse desnuda sin que le molesten los vecinos. Pero a Abbie nadie le ha dicho que en Graceville en verano nadie se baña en los lagos naturales, y mucho menos sin ropa.
   Lo que cuenta de "The Lake", aunque Due te lo enmascara con las ansias de empezar de nuevo de la protagonista, y con una historia que parece que tiene connotaciones sexuales con un alumno de 15 años, es simplemente cómo Abbie, después de bañarse varios días en su lago, empieza a mutar. Y no hay más. Pero es muy entretenida. Se podría decir que "The Lake" es el equivalente literario de una historia del "Creepy".
   Due te presenta a Abbie, que quiere dejar atrás su vida, y que está muy emocionada con su casa y su lago. Cuando comienza a bañarse, sube la tensión porque te explica que todo el mundo sabe que en Graceville no puedes ponerte a nadar en los lagos naturales (en los artificiales sí) en verano, aunque no sabes por qué.
   Entonces Abbie empieza a tener sueños premonitorios. En uno imagina que está nadando y un caimán huye de ella porque la teme. En esa ocasión intenta buscarle una explicación racional hablando con una amiga por teléfono, pero a medida que avanza el cuento, rechaza cualquier contacto humano que le puede explicar qué está pasando (solo se relaciona con dos adolescentes que le están ayudando con las mejoras de la casa).
   Para mí el mejor momento ocurre a mitad, por lo bien que Due te engaña enlazando sueño y realidad. Un día Abbie tiene un picor en los pies, y cuando se los mira, descubre que han aumentado de tamaño y que le ha crecido una membrana que le junta los dedos. Tiene un sarpullido en las costillas, y cuando se mete en el lago, comprueba que son agallas. Entonces mata a un caimán para comérselo. Abbie se despierta; todo fue un sueño. Se mira las costillas, y se tranquiliza, porque están como siempre. Y se mira a los pies, y también se tranquiliza, porque éstos tampoco han cambiado: son más grandes y tienen una membrana que le junta los dedos.
   El cuento acaba con un día de mucho calor, cuando Abbie, que tiene un hambre atroz, se pone a bañarse con los dos chicos que le están reparando la casa...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.