¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

domingo, 2 de noviembre de 2014

VIDA DE ESCRITOR: CURSO DE ESCRITURA CREATIVA

Cartel de Curso de escritura creativa, de Carlos del RíoBueno chicos, como a "Atrévete a ser escritor" no le está yendo mal, me he liado la manta a la cabeza y voy a enseñar un curso de escritura creativa en persona. El local y el temario ya los tengo, pero necesito alumnos.
   Como con el libro, mi objetivo es que durante los primeros meses os soltéis a escribir historias, y poco a poco vayáis perfeccionando la parte técnica. El temario no va a ser exactamente el mismo, porque si tenéis "Atrévete a ser escritor" no quiero que os aburráis, pero sí será similar, ya que es como yo entiendo la escritura de ficción. Ahora mismo estoy buscando nuevos ejemplos y nuevos ejercicios... ya tengo un par de "El fantasma de la Ópera", de Gaston Leroux, y "Carta de una desconocida", de Stefan Zweig.
   El curso empieza el 15 de enero y acaba el 25 de junio de 2015, y serán todos los jueves de 18.00 a 21.00 en el Enclave Pronillo, en Santander (General Dávila, 129A). Le doy las gracias a la Fundación Santander Creativa por cederme un aula durante esos meses (pregunté por una pequeña, y me han dado una donde podremos hacer cabriolas y volatines si nos sentimos con ganas). El curso está limitado a 12 personas, con un mínimo de edad de 16 años, y cuesta 30 euros al mes, sin ningún compromiso de permanencia.
   Hoy empieza el plazo de inscripción y acaba el 22 de diciembre 15 de enero; escribidme a carlos@elrincondecarlosdelrio.com, y decidme por qué queréis ser escritores. Me da igual que hayáis escrito algo o nada; sobre todo valoraré positivamente a gente motivada, que se note que tiene muchísimas ganas de ponerse a escribir ficción, y que tenga los pies en el suelo... y que no cometa faltas de ortografía en ese e-mail. El 23 de diciembre os diré por e-mail a quiénes he seleccionado para el curso Os contestaré por orden de llegada, hasta que me quede sin plazas.

DISTINTO AL LIBRO
Dos grandes diferencias entre este curso y mi libro es que aquí no os quedará más remedio que escribir todas las semanas, porque vais a tener que entregar algo todos los jueves; y que vais a conocer a otros aspirantes a escritor como vosotros, lo que ayuda mucho para motivarse, y con quienes podréis intercambiar textos... durante toda vuestra vida.
   Cada jueves os mandaré un ejercicio para que escribáis durante la semana, y en clase lo leeremos y comentaremos, para que poco a poco vayáis siendo conscientes de los parámetros que tienen las historias, y de cuáles son vuestros puntos fuertes y débiles, hasta que un día algo haga "click" en vuestra cabeza, y ya reconozcáis vuestra voz. Tras los comentarios, os explicaré otro poco de teoría, y os pondré unos ejercicios para practicar en clase. Por eso quiero tener a pocos alumnos, para que las tres horas que estemos juntos siempre sean interesantes y nunca aburridas.
   Y si nos echamos unas risas, mejor.
   Pero todavía hay dos cosas que no están en el libro.
  
COACHING Y PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA 
Diplomas de coaching y PNL de Carlos del Río
Mis diplomas
Me he dado cuenta de que el mayor problema que tiene la gente que empieza a escribir es la falta de seguridad en sí misma, así que he decidido añadir al curso un poco de coaching y de programación neurolingüística.
   ¿Y qué son esas cosas que suenan tan raro?
   En su nivel más básico, el coaching es tener un entrenador personal: alguien que te motiva para seguir adelante, y que te va sugiriendo cómo hacerlo, y al que tienes que demostrar que estás haciendo el trabajo requerido. En ese sentido, incluso cuando estéis desesperados y con ganas de tirar la toalla porque os creéis que tenéis el talento literario de una marmota, os voy a decir que sigáis adelante y adelante y adelante, hasta que lo logréis. (Yo soy de los que dice "Me quitarán el teclado de mis manos muertas", así que nada de abandonar.)
   Pero el coaching también es un sistema que te permite alcanzar tus objetivos reconociendo tu forma de pensar, tus sentimientos, tu forma de comportarte, y lo más importante, cuáles son tus puntos fuertes (normalmente valemos más de lo que nos creemos), y qué saboteadores ocultos arrastras contigo que te limitan. Una vez que los identificas, dejan de tener poder y cambias.
   Y la programación neurolingüística (PNL) es un sistema que te ayuda a motivarte y llevar a la práctica, sin angustias, los cambios que quieres en tu vida. A mí me gusta decir que es despertar el efecto placebo: a tu subconsciente le dices que eres o actúas de una determinada forma (realmente es cómo te gustaría ser), y gradualmente acabas siendo de esa manera, y te atreves a hacer cosas que antes te provocaban pánico o ataques de ansiedad.
   Imaginad que queréis escribir una novela, pero no os sentís capaces. Pues gracias al coaching, sabréis cómo lograrlo (qué pasos dar, y qué recursos tenéis), y con la PNL lograréis dar los pasos que hagan falta sin miedo.
   A mí el coaching y la PNL me han cambiado la vida, y los utilizo todos los días. Me gustan tanto que me he sacado tres títulos de la American Union of NLP —Sindicato Estadounidense de PNL— : Certified NLP Practitioner —Practicante de PNL Certificado—, Certified NLP Master Practitioner —Maestro Practicante de PNL Certificado—, y Certified Life Coach —Entrenador de Vida Certificado—.
   Lo mejor es que una vez que aprendéis estas técnicas y veis que funcionan, las podréis aplicar a cualquier faceta de la vida. No es que vayáis a conseguir todos vuestros sueños, pero sí vais a intentar lograrlos. Se acabó lo de "No lo intento porque no me atrevo".
   Sinceramente, si queréis ser escritores esto me parece mucho más importante que leerse "El Quijote" o "El lazarillo de Tormes". 

LA FAMA CUESTA 
Cuando era niño echaban por la tele una serie que me gustaba mucho, "Fama". Iba de una academia que formaba a chicos que buscaban la fama como actores, bailarines y músicos. En la cabecera, al ochentero ritmo de Irene Cara, iban apareciendo todos los actores, que ya eran como parte de mi familia, y acababa con una chica con un bastón, a la que todos conocíamos con "la negra de 'Fama'", quien golpeaba el suelo con la vara y muy seria decía, "La fama cuesta". 
   Yo no os prometo la fama como escritores (si alguien lo hace, ¡corred en sentido contrario!), ni os pido que os pongáis calentadores y hombreras, u os gastéis una fortuna en laca y cardados de fantasía; pero sí os aseguro que escribir cuesta, y que si os apuntáis al curso, vais a sudar de lo lindo (casi preferirías estar en las garras de la negra de "Fama"), y que si lo acabáis, para julio ya sabréis escribir vuestras propias historias, y entonces dependerá de vosotros si queréis tener una carrera literaria. 
   ¿Os apuntáis al reto de ser escritores de ficción? Pues escribidme.

Siguiente artículo: Un escritor acaba lo que empieza
Anterior artículo: Cómo tener una carrera literaria

2 comentarios:

  1. ¡Qué pena no estar en Santander! Seguro que lo pasáis genial :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué pena que no estés en Santander! Pero ya os iré contando qué tal se nos va dando.

    ResponderEliminar

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.