¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"El canto del cisne" (novela), de Robert McCammon; "Alien, el octavo pasajero", de Ridley Scott; "Sobre espiritualidad" (Vida de escritor); "La asertividad (IV)" (Vida de escritor); "Sin noticias de Gurb" (novela corta), de Eduardo Mendoza; "El exorcista", de William Friedkin; "El exorcista" (novela), de William Peter Blatty; "Mis libros más baratos en Estados Unidos y México"; "La semilla del diablo" (novela), de Ira Levin; "La asertividad (III)" (Vida de escritor); "La lista de Schindler", de Steven Spielberg; "Taller de escritura creativa en el Espacio Joven de Santander"; "La luz fantástica" (novela), de Terry Pratchett; "¿Qué fue de Baby Jane?", de Robert Aldrich; "Cómo motivarse, y la asertividad (II)" (Vida de escritor).

martes, 30 de junio de 2015

The Howling [8]

Portada de The Howling, de Gary BrandnerNOVELA
The Howling
(EE.UU., 1977, 216 páginas)
Gary Brandner 

Gary Brandner (1930 - 2013) fue un escritor de terror, conocido ante todo por la trilogía de hombres lobo de "The Howling" (una trilogía, que desgraciadamente, nunca ha sido traducida al español). La primera parte, publicada en 1977, fue adaptada al cine por Joe Dante en 1981 con el título de "Aullidos", y fue la novela que permitió a Brandner vivir de la escritura. Y para qué mentir, para los amantes del terror sigue siendo una gozada.
   La joven Karen Beatty es salvajemente violada, lo que le provoca un aborto. Para recuperarse del trauma, Karen, junto a su marido Roy, abandona Los Ángeles y se muda a un pueblecito aislado del norte de California. Aunque allí la gente es muy amable, hay algo que inquieta a Karen: cada noche escucha un aullido de un animal salvaje, y nadie sabe decirle qué es.
   Brandner comienza contado una leyenda del siglo XVI, en la que un pueblo situado entre la frontera de Grecia y Bulgaria es destruido por completo por un motivo desconocido; y luego salta al presente para  presentar a los protagonistas, que son una pareja idílica, aunque en seguida desestabiliza su mundo con una escena muy angustiosa de una violación (el autor hace que incluso te estremezcas más porque acabas de saber que Karen le guardaba una sorpresa a Roy —que estaba embarazada—  y justo después es violada).
   Si "The Howling" ha perdido algo de efectividad es porque antes de leértela sabes que va de hombres lobo. La parte en la que más se nota este problema es cuando Brandner presenta Drago, el remoto pueblo a donde se mudan los Beatty. El único misterio es que la gente es amable, pero un tanto peculiar y parece guardar algún secreto; pero sabes de sobra que los aullidos que escucha Karen por las noches son de un hombre lobo, y te imaginas sin problemas cómo murieron los anteriores inquilinos de la casa de los Beatty.
   Pero entonces, empieza lo bueno de verdad: Brandner se pone a jugar con el lector con una trama muy bien estructurada, y no le suelta hasta el final. Primero viene una mujer de otro pueblo, que le dice a Karen que hay un hombre lobo suelto; luego hay que averiguar quién es, y si hay gente compinchada; entonces aparece una vecina fogosa que atrae poderosamente a Roy... Y a medida que avanza la novela, más se complican las cosas. Lo que hace que siempre estés interesado, es que el lector sabe más que Karen en todo momento, y ves consternado cómo la chica cada vez, sin darse cuenta, se mete (aquí casi literalmente) más en la boca del lobo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.