¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"El exorcista", de William Friedkin; "El exorcista" (novela), de William Peter Blatty; "Mis libros más baratos en Estados Unidos y México"; "La semilla del diablo" (novela), de Ira Levin; "La asertividad (III)" (Vida de escritor); "La lista de Schindler", de Steven Spielberg; "Taller de escritura creativa en el Espacio Joven de Santander"; "La luz fantástica" (novela), de Terry Pratchett; "¿Qué fue de Baby Jane?", de Robert Aldrich; "Cómo motivarse, y la asertividad (II)" (Vida de escritor); "Lee los primeros capítulos de mis libros gratis"; "La revisión (I)" (Proyecto novela); "Fahrenheit 451" (novela), de Ray Bradbury; "Soy leyenda" (novela), de Richard Matheson; "La asertividad (I)" (Vida de escritor).

sábado, 15 de agosto de 2015

Odd Hours [6]

Portada original de Odd Hours de Dean KoontzNOVELA
Odd Hours
(EE.UU., 2008, 352 páginas)
Dean Koontz   

Dean Koontz siguió con la serie de Raro Thomas en 2008 con la publicación de la cuarta parte, "Odd Hours", y aunque es uno de los libros más flojos (para mí, de los cinco que me he leído, es el peor junto con el segundo, "Forever Odd"), no deja de ser una lectura entretenidísima, y de tener grandes momentos.
   Raro Thomas ha encontrado trabajo en Magic Beach como cocinero para una antigua estrella de cine, pero como su vida no puede ser normal, lleva un tiempo soñando que un monstruo enorme surgirá del mar. Un día que camina por el paseo marítimo conoce a una misteriosa chica, Annamaria, a la que ya había visto en sueños, y poco después tiene que huir de tres matones que lo acosan sin motivo aparente. Raro, con la ayuda de sus poderes psíquicos, investiga qué está pasando, y deduce que en pocas horas ocurrirá una desgracia, que solo él puede evitar.
   "Odd Hours" tiene los maravillosos y muy peculiares personajes secundarios de Dean Koontz, a los que el autor trata con mucha ternura (el anciano actor, la mujer desfigurada, la mujer que ronda con su coche, y Annamaria), un humor tontorrón muy divertido, y muchísima acción con algún momento paranormal espléndido; pero también tiene una trama que le exige al lector que pase demasiado por alto para que se la crea.
   La novela empieza con una escena larguísima de una huida. De buenas a primeras unos matones persiguen a Raro por el paseo marítimo, y aunque Koontz es muy bueno estirando el momento, yo no hacía más que preguntarme por qué le perseguían, lo que me sacaba de la historia. La respuesta viene a mitad, cuando el "malo" le interroga, y de forma muy forzada le cuenta qué va a pasar, y por qué le persiguen (algo también muy forzado).
   Otro punto débil es que en esta ocasión Koontz utiliza demasiado el magnetismo psíquico de Thomas y otros personajes. El chico cuando quiere encontrar algo, se deja llevar, sabiendo que su instinto le va a conducir a alguna pista, aunque también le puede llevar a un peligro. En esta novela una densísima niebla cubre el pueblo, y Thomas para averiguar qué pasa utiliza su instinto, el instinto de un perro (un cobrador dorado, la raza favorita del autor), y el instinto de una mujer que se pasea con su coche cuando presiente que alguien necesita ayuda (Birdie, quien además le regala una pistola que le vendrá muy a mano a Thomas), y todas las veces le llevan a pistas.
   En dos ocasiones Koontz utiliza recursos muy parecidos a otros de novelas anteriores: como en "Mi nombre es Raro Thomas", el protagonista encuentra asesinado en el baño a un sospechoso que iba a investigar; y como en "Forever Odd", el chico utiliza el poltergeist que crea un fantasma cabreado para escapar de sus perseguidores. Aunque hay que reconocer que lo que pasa en el baño aquí es muy espectacular e inquietante, y que el poltergeist tiene mucha gracia porque el fantasma enfadado es... Frank Sinatra.
   Si no le das muchas vueltas a la trama, y te dejas llevar por la historia, que es muy entretenida, el principio y la mitad casi te los puedes creer. Entonces te queda un misterio que lees de un tirón, con un final muy dialogado, que es tan demencial como divertido.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.