¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección
Cómo escribir ficción, críticas de novelas y películas (desde 2015 sólo critico las obras que me han gustado mucho), y todo lo que aprendo a medida que escribo y vivo más y más. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

Últimas críticas y artículos sobre cómo escribir ficción

"La lista de Schindler", de Steven Spielberg; "Taller de escritura creativa en el Espacio Joven de Santander"; "La luz fantástica" (novela), de Terry Pratchett; "¿Qué fue de Baby Jane?", de Robert Aldrich; "Cómo motivarse, y la asertividad (II)" (Vida de escritor); "Lee los primeros capítulos de mis libros gratis"; "La revisión (I)" (Proyecto novela); "Fahrenheit 451" (novela), de Ray Bradbury; "Soy leyenda" (novela), de Richard Matheson; "La asertividad (I)" (Vida de escritor); "La llamada de lo salvaje" (novela corta), de Jack London; "Matar a un ruiseñor", de Robert Mulligan; "¡Qué bello es vivir!", de Frank Capra; "El mito del talento, la motivación, y el mundo editorial" (Vida de escritor); "Novelas leídas en 2016".

sábado, 29 de octubre de 2016

Saint Odd [7]

Portada original de Saint Odd, de Dean Koontz
NOVELA
Saint Odd
(EE.UU., 2015, 352 páginas)
Dean Koontz   

Después de doce años, siete novelas, tres novelas gráficas, cuatro cortometrajes, un largometraje y un cuento, Dean Koontz cerró la serie de Odd Thomas, su entrañable cocinero con poderes psíquicos, en 2015 con “Saint Odd”.
            Odd Thomas regresa a Pico Mundo, presintiendo que allí le espera el final de su viaje. En el camino se deshace de unos miembros de la secta demoníaca que descubrió en Nevada, y sospecha que más le esperan en su ciudad. Una vez allí, tiene un sueño premonitorio en el que ve todo Pico Mundo sumergido bajo las aguas. Odd intuye una inminente tragedia, aunque no vea bodachs (espíritus que señalan desgracias con muchas muertes), y no sepa cómo se podrá inundar la ciudad.
            Esta novela, curiosamente, es satisfactoria y frustrante al mismo tiempo. Lo más frustrante que le encuentro es que casi puedes pasar de la primera parte a esta, y no te pierdes gran cosa (te pierdes aventuras muy entretenidas). Viendo su recorrido, tanto en esta novela como en el resto, Odd va a varios sitios un poco por capricho, y nunca hay la sensación de que tuviera un plan preconcebido por cumplir, o alguna lección que aprender, antes de regresar a Pico Mundo. Conoce a la misteriosa Annamaria y a una organización secreta que ayuda a las personas, y aquí más o menos descubres qué son, aunque varias incógnitas quedan abiertas.
            En cuanto a la trama, la novela comienza con una larguísima persecución en moto, donde Odd descubre que miembros de la secta demoníaca que descubrió en Nevada le siguen. A mí me desconcertaba porque no hacía más que preguntarme cómo había acabado Odd allí. Para responder a eso, Koontz va intercalando, cada varios capítulos, flashbacks de lo que pasó entre la anterior novela y esta.
            Una vez que Odd llega a Pico mundo, Koontz juega muy bien con la nostalgia, y vuelven a aparecer personajes y lugares de la primera parte. Su magnetismo psíquico le lleva al centro comercial donde ocurrió la matanza de la primera novela, y descubre a más miembros de la secta. Más tarde va a vivir a una casa segura, regentada por una pareja muy koontziana (rara, misteriosa y divertida). Y de nuevo, su magnetismo le lleva a un lugar conocido: la feria que visita Pico Mundo, y en la que años atrás una muñeca vidente predijo que Odd y Stormy estarían juntos para siempre.
            Cuando me leí el cuento “Odd Thomas: You Are Destined to Be Together Forever” me preguntaba por qué Koontz no describía la feria, y la respuesta era que se lo reservaba para esta novela. Es la parte que más me gusta, llena de misterio y tensión. Odd vuelve a consultar su futuro a la muñeca gitana, y esta solo le entrega papeles en blanco. 
            Luego la novela se pierde un poco. Odd debe descubrir cómo quieren destruir los miembros de la secta Pico Mundo, y si él ha llegado al final de su vida. Pero Koontz en vez de centrarse en la investigación, crea tres escenas de acción muy largas, en las que Odd apenas descubre nada, aunque siempre está en peligro. Lo peor es que dos de ellas, el asalto a la casa segura y el asalto a la granja, se parecen.
            Odd regresa a la feria, y tiene una revelación en la que encuentra la solución al enigma. El clímax es un poco precipitado y un poco decepcionante, sobre todo comparándolo con los finales tan espectaculares que tenían otras novelas. Pero emocionalmente es muy satisfactorio, con Odd descubriendo la verdad del mundo y experimentando un gran cambio espiritual.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.