¡BIENVENIDO AL RINCÓN DE CARLOS DEL RÍO!
Soy escritor y enseño a la gente a escribir novelas y cuentos. Aquí encontrarás un curso gratuito para aprender a escribir en la sección Cómo escribir ficción, muchos consejos para escritores, reseñas de novelas (desde 2015 sólo reseño las obras que me han gustado mucho) y las críticas de películas que escribí entre finales de 2006 y principios de 2017. Disfruta tu visita, y espero verte a menudo por aquí.

miércoles, 23 de agosto de 2017

GANA UN EJEMPLAR FIRMADO DE "LA AVENTURA DE SER ESCRITOR"

Portada de La aventura de ser escritor, de Carlos del RíoAcabé "La aventura de ser escritor" y ya tengo fecha de publicación: 1 de septiembre. Desde hoy hasta el 31 de agosto podéis participar en el sorteo de un ejemplar firmado. Para ello, tan solo tenéis que mandarme un e-mail a carlos@elrincondecarlosdelrio.com poniendo en el asunto "Sorteo", e indicándome vuestro nombre y dirección. Da igual en qué parte del mundo viváis, allá donde haya un servicio de correos llegará mi libro. Odio el spam como todos, así que borraré los correos después del sorteo.
       El 1 de septiembre diré el nombre del ganador y lo pondré a la venta en todos los Amazon, tanto en papel como en digital, con una oferta del 25% que durará todo el mes, para los lectores que me seguís habitualmente. Os diré el precio entonces.
       "La aventura de ser escritor" se centra en la actitud que hay que tener para lograr una carrera literaria, desmontando el mito del talento, dando consejos para saber motivarse a uno mismo, y viendo cómo funciona el mundo editorial actual. Además, cuenta con la colaboración de siete escritores profesionales. Para abrir boca, os pongo el índice y las primeras cinco páginas de la introducción, donde saco una fórmula para tener una carrera literaria.

ÍNDICE
Prólogo. Lo que nunca te han contado, por Pedro Pablo Picazo
Introducción. La carrera literaria
1. La diana del escritor
2. Diez años para lograrlo
3. La mentalidad de crecimiento
4. ¿Talento?
5. Genios
6. Aprender con esfuerzo
7. El hábito de la escritura
8. Tus motivos para escribir
9. Las expectativas
10. Distorsiones de la realidad
11. Superando miedos
12. Coaching para escritores
13. La hora de la verdad
      Incluye "Empezar a vivir", por Ana Bolox
14. La época del best seller
15. El mundo editorial
      Incluye "Un largo y extraño camino", por Jaume Vicent
16. Sangre, sudor y palabras, por Larry Brooks
17. Malas ideas
18. Tu presencia en internet
       Incluye "Invitación a tomar el té", por Mónica Gutiérrez Artero
19. Cómo hacer contactos
       Incluye una entrevista a Ana González Duque
20. Lucha hasta lograrlo
21.  Salto al vacío
       Incluye "De ingeniero a escritor, de escritor a vivir de escribir", por David Olier
Epílogo. El precio para tener una carrera literaria

INTRODUCCIÓN

LA CARRERA LITERARIA

Morir como Ícaro vale más que vivir sin haber

intentado volar nunca, aunque fuese con alas de cera.

Miguel de Unamuno


Érase una vez un aspirante a escritor que quería vivir de la escritura… 
Tal vez te suene el principio de esta historia. Nunca jamás los novelistas lo hemos tenido más fácil para poder conseguir lectores y ganar dinero con nuestro trabajo, y aun así, muchísima gente que quiere ser escritor, se frustra y tira la toalla.
            Mi definición de carrera literaria no es que te hagas rico escribiendo, sino que en cuanto empiezas a publicar obras de calidad profesional, comienzas a tener lectores que están dispuestos a pagar por leer tus libros, y gracias a ellos y a otros nuevos, vas a seguir ganando dinero a lo largo de los años, con la publicación más o menos regular de nuevos libros, lo que te va a permitir poder seguir escribiendo, hasta que decidas jubilarte o mueras.
            La versión corta para alcanzar eso es así: 
            
—No tener prisa.
            —Perseverar y perseverar, probando distintas opciones, hasta lograrlo.          

La versión larga es este libro.

LA FÓRMULA
Ya te lo adelanto, que sea más fácil que nunca no significa que sea sencillo; significa que si das los pasos correctos, te pones a trabajar en las cosas realmente importantes, vas tanteando el terreno, a medio o largo plazo comenzarás a tener ingresos, y si no abandonas, esos ingresos puede que crezcan tanto que acaben siendo tu principal fuente de ingresos: habrás alcanzado el añorado sueño de vivir de la escritura.
            Vamos a ir sacando una fórmula para tener una carrera literaria.
Este libro no tiene nada que ver con los e-books que prometen grandes ventas en un pispás, con títulos similares a Cómo vender un millón de libros en tres meses, Cómo escribir un best seller en quince días, o Cómo me hice rico con e-books; o los que aseguran éxito sin esfuerzo, los que simplemente te piden que cierres los ojos y visualices lo que deseas con emoción, que el universo se reconfigurará para que puedas recibir tu recompensa. Ambos me parecen un timo para gente con mucha prisa y pocas ganas de trabajar. De estos no sacamos nada que nos ayude.
Algo más acertados me parecen una variante de los últimos, en los que de nuevo te piden que visualices tu futuro deseado, y entonces vas a tener ideas que te van indicando el camino a seguir hasta lograr el éxito, pero el trabajo lo tienes que hacer tú. No es que el universo te eche una mano, es que al focalizarte en lo que quieres vas a saber reconocer oportunidades, y al pensar que el éxito está garantizado, despiertas el efecto placebo y te vas a arriesgar más y te vas a esforzar más, mejorando por tanto tu trabajo, y creando así más posibilidades de éxito. Mi experiencia es que en la vida, al contrario que en los casinos, cuanto más te arriesgas, más ganas. El problema de estos libros es que no dicen cómo lidiar con los reveses, porque el éxito nunca está garantizado. Pero nos quedamos con un par de conceptos para nuestra fórmula: el deseo de tener una carrera literaria y que tú haces el trabajo. Para hacer frente a los fracasos, que son inevitables por mucho que trabajes y por mucho que desees tener una carrera literaria, hace falta resiliencia, que es la capacidad que tenemos las personas de adaptarnos a las situaciones adversas para rebotar, para volver a intentarlo sin desilusionarnos. Y como el éxito jamás está asegurado, te recomiendo que cambies ese concepto por el de satisfacción personal: escribes porque el mero acto de escribir te llena, y si algún día logras el éxito será un beneficio adicional. De este modo, sabrás ir identificando todos los cambios positivos que te traerá la escritura a tu vida.
La aventura de ser escritor tampoco es como esos libros sobre éxito que te lo garantizan si encuentras tu pasión y sigues una serie de pautas específicas, y lo único que tienes que hacer es trabajar duro y aguantar en el tiempo, perseverar hasta lograrlo, porque por mal que vayan las cosas, lo lograrás al ser tu pasión. Aunque es fundamental ser perseverante, tener pasión (la pasión te va a hacer crecer constantemente) y trabajar mucho, conceptos con los que nos quedamos para nuestra fórmula, dile eso a quien haya tenido que cerrar una tienda, pongamos por ejemplo un videoclub (aunque también podía ser una de fotos o de CDs), porque no iban clientes y se estaba arruinando. Hay que ser flexible y reconocer que si las cosas no nos salen, debemos probar otras nuevas sin que peligre nuestra economía. En el caso del videoclub, el dueño se daría cuenta de que cada vez facturaba menos porque la gente prefería ver las películas en internet, y para no cerrar, ampliaría la venta de chuches o artículos de papelería. O cerraría antes de arruinarse, al reconocer que los tiempos habían cambiado. Pero aguantando sin hacer ningún cambio solo le garantizaba la quiebra. Por mucho que nos apasione algo, no tenemos el control absoluto.
Tengo buenas noticias, porque en el caso de la escritura, el oficio es muy barato y no corres el riesgo de arruinarte, además, la demanda de libros y novelas sigue siendo alta. Ahora se lee más que en el siglo XIX, por ejemplo, aunque solo sea porque entonces había muchos analfabetos y hoy en día hay muy pocos, y yo diría que el número de lectores no ha bajado desde el siglo XX, porque por muchas opciones de entretenimiento que tenga la gente en la actualidad, pienso sobre todo en comics, películas y series de televisión, que, como las novelas, cuentan historias de ficción, lo que te ofrecen las novelas no te lo ofrecen los otros medios. Conviven, pero no se pisan.
 Ser flexible escribiendo se aplica a probar distintas formas para llegar a nuestro público, ya sea escribiendo diferentes géneros o intentado varias formas de publicación.
Otro factor importantísimo es pensar a largo plazo y trabajar día a día hasta conseguirlo. Lo que empiezas hoy, si no abandonas y trabajas en ello y vas probando alternativas, dará frutos en el futuro. Llevo casi nueve años escribiendo, y ya he dejado atrás a unos cuantos, no porque haya logrado mucho ni porque haya estado pisando cabezas para trepar, que es algo que nunca haría porque no me parece ético, sino porque han abandonado. Unos querían escribir una novela, y la dejaron a medias, otros lograron terminar una, y como no la vendieron, no escribieron otra, y otros trabajaron mucho en cuestiones que poco tenían que ver con la escritura, y acabaron quemándose. El principal problema es que no sabían bien en qué se tenían que centrar, y se deslomaron haciendo cosas inútiles, pensando que así iban a cimentar su carrera, cuando realmente se estaban agotando. Mi apuesta es que si hubieran empleado todo ese esfuerzo en la dirección correcta, en lo que realmente cuenta, aún estarían escribiendo y ya habrían comenzado a recoger frutos. Así que vamos a cambiar el concepto de trabajo duro por el de trabajo continuado, reflexionado y focalizado. Estudias qué necesitas hacer para crecer como escritor y lo haces.
En este libro no hablo de técnica, para eso escribí Atrévete a ser escritor, aquí hablo de todas esas cuestiones, de lo que realmente tiene que hacer un escritor para que su esfuerzo sea fructífero, y de las opciones que tenemos en la actualidad para poder ganar dinero con nuestros libros: tan importante como saber escribir buenas novelas es tener la actitud correcta, saber venderse, y saber moverse por el mundo editorial. Estos son nuestros dos últimos conceptos.
Vamos a recapitular, y veamos nuestra fórmula:

Carrera literaria = deseo + satisfacción personal + pasión + resiliencia + perseverancia + flexibilidad + pensar a largo plazo + trabajo continuado, reflexionado y focalizado + saber venderse + saber moverse por el mundo editorial


            Bueno, dirás, Carlos ha olvidado en la fórmula de arriba el talento. No, no lo he olvidado: el talento directamente no cuenta. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mi rincón tiene un filtro. Opina libremente, pero si no sabes cumplir unas normas mínimas de educación, no superarás el filtro. Si no te gusta lo que escribo, la solución es muy sencilla: deja de leerme, porque no tengo intención de dejar de escribir.

© 2006 - 2017. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.
Las fotos sin atribuir son de dominio público o no necesitan atribución, y están sacadas de Pixabay u otras páginas similares, o las he comprado en Depositphotos o páginas similares.