Bienvenido

TESTIMONIOS

TESTIMONIOS DEL CURSO DE SANTANDER

Alumnos del curso de escritura creativa de Santander
Alumnos de la tercera promoción
Este curso de "escritura creativa" ha cambiado para bien, mi pensamiento sobre lo que era escribir. Yo me había quedado más con la palabra "creativa" que con "escritura", ahora terminado el curso me quedo con las palabras; trabajo, insistir y persistir, escribir y seguir escribiendo.

Ahora que tengo una base teórico-práctica, un espíritu más crítico a la hora de leer, un respeto mayor aún por el trabajo de todos mis compañeros escritores y una gran motivación decido seguir por el camino de la "escritura creativa" pero con los pies muy pegados a la tierra, el camino es largo y duro pero emocionante.
Gema Gutiérrez (Cabezón de la Sal) 

Cuando me comentaron de la existencia de un curso de escritura creativa en Santander me surgieron muchas dudas. Quizá la más importante fue si iba a ser capaz de engancharme para desplazarme de Laredo hasta allí cada lunes, pero quedó despejada a los pocos días. Carlos consigue que los conocimientos que transmite vayan calando poco a poco. 

Para mí fueron importantes tres aspectos: la manera de explicar la teoría con muchos ejemplos, el hacernos practicar la escritura tanto en clase como en tareas en casa, y el excelente ambiente creado entre todas las personas que asistimos. Tener la posibilidad de sus leer relatos y criticarlos, que lean tus relatos y los critiquen, y el análisis detallado por parte de Carlos hace que uno ya no lea las cosas desde una única perspectiva. Y eso es algo que acabada enriqueciéndote como persona, y como escritor.
Marc Torrano (Laredo) 

Todos los cursos de escritura que había mirado eran sencillos, cortos y de poca duración, ninguno me llamaba especialmente la atención, hasta que me encontré con este curso.

Le eché un ojo al blog, me gustó lo que las otras promociones habían hecho, no se trataba de escribir por escribir mientras te decían que usases la cabeza tú solo.

Me encontré con un curso que enseñaba a relajarse, a pensar para sacar ideas, a pasar de escribir desde cuentos hasta novelas extensas, con una base tanto teórica como práctica, técnicas, recursos, moverse por el mundo editorial, como publicar... 

Lo necesario para poder animarse a querer ser un escritor profesional, cosa que ahora yo personalmente estoy intentando hacer gracias a este curso. A los que lean este comentario, les animo a que se apunten porque no se van a arrepentir, aunque no estarán en la mejor promoción, que fue en la que estuve yo con mis grandes compañeros jaja. 
Alejandro Alcalde (Santander) 

Siempre había tenido necesidad de plasmar mis historias en un papel, hasta que un día te conciencias de verdad, y empiezas a teclear, teclear y empiezas a tomar sentir que esto deja de ser un hobby... entonces es que necesitas tener una base que te ayude crear tus historias... y eso es el curso, un comienzo para saber estructurar correctamente tus historias, corregir tus fallos y descubrir tu estilo.

Además, la posibilidad que otras personas lean tus historias te da un plus, porque es la forma de aprender.

El curso de Carlos es ameno, didáctico y si lo exprimes bien su jugo una de las mejores experiencias para afrontar tu carrera literaria. 
María Pilar García Pantaleón (Santoña) 

Este curso me ha servido para complementar mis habilidades de escritura con nuevas herramientas y para orientar mi pasión por escribir desde la afición hacia la profesión. Además, me ha permitido conocer a otras personas con los que compartir intereses, quienes han sido críticos lectores de mis relatos durante todo el curso, así como buenos compañeros con los que seguiré en contacto. 
Rubén Campo (Santander), ganador del Premio de Relato Breve José Hierro del Ayuntamiento de Santander (2017) y 3º en el Premio de Relato Corto de la Facultad de Educación de la Universidad de Cantabria (2017).

Sé que hay mucha controversia acerca de si un curso de escritura puede servirte o no para hacerte escritor.

Aunque ya lo sospechaba antes, después del curso, tengo definitivamente claro que la respuesta es: no.

Ningún curso puede sustituir al trabajo y la dedicación profesional necesaria para conseguir hacer de la escritura precisamente eso: tu profesión.

No obstante, un buen curso, que es el que imparte un buen profesor, te va a ayudar muchísimo en esta tarea, y va a facilitarte enormemente tu trabajo.

En este sentido, si el curso de Carlos del Río no lo logra, no imagino cuál puede hacerlo.

El curso es más que amplio: es completo. Trata absolutamente todos los temas y cuestiones con los que tendrás que lidiar si quieres, no solo que algún día lo que escribas tenga calidad (de contenido y también formal), sino también que sea leído por un grupo más numeroso que tu familia y amigos.

El curso todavía aporta, por si lo anterior fuera poco, un extra más, que es la oportunidad de que tus escritos sean analizados y comentados, además de por Carlos, por tus compañeros; personas con otros gustos y criterios que van a enriquecer el tuyo.

En fin, que me siento muy afortunado de haber dado con este curso y de haber tenido estos compañeros. 
José E. del Olmo (Santander), autor de la novela Doctorado en sueños.

Este curso me sorprendió para bien. Carlos intenta enseñar cosas tan básicas de la escritura que nadie pensaría que faltasen en ningún curso, y sin embargo lo hacen. Es gracias a él que me he dado cuenta de estas pequeñas cosas que, aún siendo tan esenciales, en general pasan por alto dando por sentado que debes aprenderlas por tu cuenta, y no es así.  Al igual que a ningún matemático se le ocurriría hacer integrales sin saber antes sumar, a ningún escritor se le debería ocurrir escribir una novela sin haber aprendido estas bases primero.

Pero el curso de Carlos enseña más que eso, enseña a motivarse y persistir, ya que hay que ser verdaderamente persistente si uno quiere dedicarse a la escritura. Esta era quizás la parte de la que personalmente más carecía, pero tras este curso y los consejos de Carlos he salido con ganas renovadas de escribir y escribir y seguir escribiendo. 
Rocío Solares (Mortera de Piélagos), ganadora del Primer Premio de Relato Corto de la Facultad de Educación de la Universidad de Cantabria (2017).

Alumnos del curso de escritura creativa de Santander, 2016
Alumnos de la segunda promoción
Gracias Carlos por tu entusiasmo contagioso cuando se trata de escribir.

De tus clases he aprendido mucho, pero lo que mejor me has trasmitido son tres motivos para continuar escribiendo:

1— Una persona que quiere contar historias y que otros las lean ha de activar su imaginación cada día, esto sólo se consigue trabajando y con esfuerzo diario.
2— La inspiración no se presenta a ráfagas, es fruto de la dedicación continuada.
3— Escribir historias es maravilloso, pero hemos de flexibilizar nuestros prejuicios si queremos superar nuestros miedos y ser honestos con lo que expresamos.
Gracias por tu dedicación, ni un sólo día has faltado a tus clases.
Un abrazo.
Marta González (Santander) 

Sabes que algo funciona, cuando deseas que no acabe. Eso es lo que me ha pasado con el curso de escritura creativa de Carlos del Río, que me hubiese gustado que no terminase, seguir acudiendo cada lunes para escuchar y participar en las clases, escribir pequeños textos aplicando las técnicas que íbamos aprendiendo y relatos más largos donde semana a semana se hacía evidente la mejoría de todos los que seguíamos el curso. 

Desde la primera clase donde descubrimos que sacar ideas sobre las que escribir no es tan difícil, hasta la última, en la que nos instruyó sobre cómo enfrentarnos al siempre complicado mundo de las editoriales, Carlos nos ha ido desgranando, semana a semana y de forma inmejorable todas las herramientas necesarias para que al terminar el curso seamos capaces de poder escribir hermosas historias. 

El curso ha cubierto con creces mis expectativas y ahora me siento con fuerzas de poder enfrentarme a lo que ha sido siempre un deseo, escribir mis novelas, eso sí, y también es algo que Carlos nos ha enseñado, si queremos ver algún día un libro nuestro en los escaparates de una librería y sentirnos de verdad escritores, solo nos queda trabajar y trabajar. Gracias Carlos, hoy puedo decir que me siento un poco más escritor que cuando comencé el curso.
Gabriel González Sopelana (Santander)
 
Gracias a este curso he reafirmado mi pasión por la lectura y por la escritura. He aprendido cosas que nunca pensé que podría llegar a aprender y nunca nadie me podría llegar a enseñar. Después de estos nueve meses, me he dado cuenta de que he cogido más soltura a la hora de abrir un Word y ponerme a escribir. Al final, lo único que cuenta es escribir, porque escribiendo es cómo se mejora.
Claudia Fernández (Santander)

Es un taller donde el profesor transmite a los alumnos que el mundo de la creación literaria es asequible para todo el mundo que tenga ganas y entusiasmo y en el que te puedes profesionalizar gracias a los conocimientos que adquirimos a lo largo del curso y con mucha dedicación al finalizarlo.

Su metodología me ha gustado mucho porque te va introduciendo poco a poco al complejo mundo de personajes, subtemas, temas… logrando interiorizarlo, y descubriendo cuál es tu estilo, tu voz.
Estrella Jiménez (Santander), autora del cuento/exposición "La princesa Chaborri".

Un curso que te ayuda a descubrir de una manera amena y práctica las claves fundamentales para encauzar la pasión por las palabras hacia el objetivo de ser escritor. La oportunidad de compartir reflexiones con quienes poseen la misma inquietud por la literatura convierte las clases en un regalo semanal en el que la rutina queda suspendida para dar paso al disfrute. 

Muy recomendable para quienes busquen forjar, pulir o afinar su voz escrita logrando que las tramas fluyan con naturalidad y consigan atrapar al lector. Capítulo especial para esa propina en forma de coaching motivacional que ayuda a afrontar las inevitables crisis creativas con determinación y acierto.
Javier González (Laredo), director de la revista lrd Cantabria.

Valoro muy positivamente el taller de escritura al que he asistido durante el curso 2015-16. El profesor Carlos ha preparado las clases con mucho rigor y completado sus explicaciones con una amplia bibliografía. Ha propiciado un ambiente en el aula activo y dinámico y ha conseguido que los alumnos empatizaran entre ellos. Recomiendo los talleres de escritura de Carlos del Río.
Salomé Pérez (Santander)

Tu novela.
Tu novela
El curso de Carlos del Río me ha descubierto que la escritura creativa puede cambiarte la vida, porque su aprendizaje es una práctica continua y emocionante; una especie de vicio que se convierte en aventura introspectiva, aunque nunca libre de esfuerzo.

Carlos es un buen coach y, lo que es mejor, me ha enseñado a serlo de mí misma, dándome herramientas para ser más capaz y “crecer”. Su propia experiencia como escritor y su formación en técnicas de programación neurolingüística, me ha permitido un aprendizaje integrador, de modo que pensar y escribir historias ya es posible. ¡Gracias, Carlos!
María Luz Quiroga (Santander), autora publicada en la II Antología de Relato Breve Contemporáneo (2016).

El curso de escritura creativa que imparte Carlos del Río va más allá de la práctica exclusiva de ejercicios de técnica narrativa o de estilo, este escritor nos facilita el camino para descubrir y potenciar el factor humano, eso que hace que uno se sienta escritor y no un aficionado a la escritura. Aunque éramos un grupo heterogéneo, supo llevar nuestro itinerario individual y nunca me sentí censurado, al contrario, nos puso alas.
Gustavo Merino (Santander)

El curso de escritura de Carlos del Río, además de enseñarme técnicas para escribir, me ha servido para aprender que los sueños se pueden conseguir y que mientras estás trabajando para hacerlos realidad, puedes disfrutar de los pequeños logros que vas consiguiendo cada día. Lo que más me ha gustado es que Carlos en sus clases, ha combinado teoría, con ejercicios prácticos y técnicas de coaching y motivación. En definitiva, el curso me ha parecido muy ameno, educativo, y estimulante, tanto para mejorar en la escritura como para lograr tus propósitos en la vida personal.
Pilar Lorenzo (Nestares), directora del periódico El cañón de Reinosa, ganadora del Primer Premio del Certamen Internacional de Relatos Cortos sobre la Minería del Carbón en Barruelo de Santullán (2017), finalista por partida doble en el II Certamen de Microrrelato Ilustrado de la Universidad de Jaén (2018), y finalista en el Concurso Internacional de Cuentos de Guardo (2018).

Los seis meses del curso se me han pasado volando, demasiado rápidos, con un profesor bien preparado, que disfruta con las clases. Hemos tocado muchas cosas, combinando diversos métodos. Cada día nos sorprendía con algún enfoque distinto, haciéndolo todo más ameno. (Que conste que escribir no es árido).

Ha combinado perfectamente la parte teórica con la práctica: ¡buff... la de relatos que he tenido que escribir, jajaja! Incluso ha hecho coaching. Ahora tengo herramientas que no conocía. Y muchos deberes pendientes: llegar a ser una escritora con una calidad aceptable. Da igual que publique o no, que mis obras sean más o menos conocidas, pero conseguiré hacer algo decente. 

Lástima que se haya acabado: echaré de menos sobre todo, la corrección de relatos. Conocer tus puntos fuertes y los débiles... el trabajar la gramática, las explicaciones tan claras y hasta los ejercicios tipo coach para conocerme.
Mercedes Rodríguez (Santander), autora de la colección de relatos Me fascinan sus ojos... mientras la vida se le escapa entre  mis manos.

Para mí, ha sido importante, porque me ha hecho empezar y descubrir que puedo, algo que antes del comienzo del curso no cría posible, es la primera vez que tomaba contacto con esta actividad y gracias a tu paciencia y buen hacer, ha sido posible. Animo a otras personas que estén interesadas, que prueben, tu persona y tu experiencia ayudan mucho. Gracias sinceras.
Josefina Bedia (Santander)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al escribir un comentario aceptas la política de privacidad de esta página web.

© 2006 - 2018. Textos de Carlos del Río. Todos los derechos reservados.
Los derechos de autor de los pósters y fotogramas de películas corresponden a sus correspodientes productoras o distribuidoras.
Los derechos de autor de las portadas y citas textuales de libros corresponden a sus correspodientes editoriales o autores.
Las fotos sin atribuir son de dominio público o no necesitan atribución, y están sacadas de Pixabay u otras páginas similares, o las he comprado en Depositphotos o páginas similares.