Reseña de The Forbidden Door, de Dean Koontz

Reseña: «The Forbidden Door», de Dean Koontz

The Forbidden Door es la cuarta y anteúltima entrega de la serie de Jane Hawk, la implacable y resoluta heroína de Dean Koontz que busca limpiar el “suicidio” de su marido y detener a una oscura organización que pretende influir en el futuro del mundo.

Como en las anteriores novelas, la trama es trepidante y tiene grandes momentos de acción y suspense; además Koontz se guarda un giro genial a mitad que se adentra en el terror, y el resultado es entretenidísimo, vuelan las páginas; aunque esta entrega es más floja que las anteriores.

Sinopsis

Ha llegado el peor momento para Jane Hawk: su hijo está en peligro y ella tiene que infiltrarse en un territorio dominado por los arcadians para rescatarlo. Además, sus suegros han sido descubiertos por los despiadados asesinos de la organización, quienes no pararán hasta acabar con ellos.

Análisis

Los mayores problemas que tengo con esta novela es que Jane Hawk aparece poco, hace muchísimas menos cosas que en las anteriores, las tramas a veces se van por la tangente, y a veces avanzan muy lentamente. Y el cierre muy decepcionante y precipitado que tienen dos de las tramas, que me hacen crujir los dientes.

Mientras en las otras novelas solía haber varias historias que evolucionaban al tiempo, una era en la que Hawk iba descubriendo lenta y arduamente los secretos de los arcadians en escenas de interrogatorios tremendamente tensas e imaginativas (menos mal que a Koontz le dio por ser escritor y no psicópata), aquí Jane está muchísimo menos presionada, a pesar del peligro que corren su hijo y sus suegros.

En la primera parte tiene que preparar el rescate de su hijo (que sigue sin estar localizado por los malos, lo cual resta tensión a la acción), y para ello recurre a malhechores que ya la ayudaron antes para conseguir vehículos, y Koontz rescata a dos personajes muy buenos de la segunda novela: el sheriff Luther Tillman y el entrañable anciano Bernie Riggowitz, que colaborarán con Hawk. El problema es que sabes que ni a ella ni a su hijo les va a pasar algo malo en todas estas escenas preparatorias.

Crítica de The Forbidden Door, de Dean Koontz

El mejor momento, y es excelente, de esa primera parte es el enfrentamiento de Jane con Ivan Petro, un asesino que quiere detener a Hawk él solo para ascender en la organización, en un bosquecillo cerca de un aparcamiento. Es Koontz es plena forma: tensísimo, original y muy largo.

En la parte tierna, que suele haber en las novelas de Koontz, aparece la relación entre Travis, el hijo de Jane, y Cornell, el autista multimillonario con terribles problemas de relación, al que no le queda más remedio que cuidar de un niño y dos pastores alemanes. Son momentos muy bonitos. (Y encima leen La feria de las tinieblas Something Wicked This Way Comes—, de Ray Bradbury, que como dice Cornell, “No es de miedo, es magia”).

Al principio también comienza la que, para mí, es la historia más frustrante, y que recorre toda la novela. Los arcadians han descubierto a los suegros de Jane y van a detenerlos. En un primer momento, estos huyen y no se sabe muy bien cómo han logrado evitar a los asesinos.

Uno de ellos, Egon Gottfrey, que tiene una percepción de la realidad un tanto distorsionada (es un nihilista que no cree en nada, pero está convencido de que la vida es una especie de obra de teatro en lo que nada es real, dirigida por un misterioso dramaturgo), lo cual da lugar a reflexiones y observaciones delirantes. Durante toda la novela, Gottfrey va a seguir pistas que mantienen el interés y aumentan la tensión, pero la trama acaba de una forma muy decepcionante y rápida: Koontz lleva desde el principio preparando el final, y lo resuelve con un giro rapidísimo sin preparar, que lo soluciona todo.

Reseña de The Forbidden Door, de Dean Koontz

Más adelante, sucede lo mismo con una trama que venía de la novela anterior, la de los matones tremendamente inquietantes (y hasta cierto punto, divertidos) Radley Dubose y Carter Jergen, quienes descubren pistas importantísimas que les conducirán a Jane Hawk. Sube la tensión, y entonces desaparecen de la forma más tonta. Es muy decepcionante. Al final de esta novela, Jane Hawk no está presionada.

Lo peor es una trama bastante larga a mitad, que se desvía por completo de la historia de Jane. Hay un rancho que cercan los arcadians pensando que los suegros de Hawk se ocultan ahí, aunque descubren que no es así. Koontz se saca de la manga a una chica que es acosada por una loca de la organización. En sí, las escenas están muy bien, pero yo no hacía más que preguntarme qué estaba pasando con Jane.

(En la anterior novela, es cierto que había una trama que no influía en Jane, la de los hermanos Tanuja y Sanjay Shukla, pero servía para presentar a dos de los matones, y para mostrar cómo era el proceso de conversión y destrucción de la gente señalada por la organización).

Después de esa primera parte, la novela mejora muchísimo. Jane Hawk se pone en acción, y entonces ocurre lo de la puerta prohibida del título, una genialidad de terror que dispara la tensión, muy bien preparada y explotada, y que no voy a decir qué es.

The Forbidden Door es un buen thriller, no un gran thriller, como eran las anteriores novelas, y realmente apenas avanza la historia de Jane Hawk. Es un desvío (o pausa) entretenido en el conjunto de las cinco novelas, que lo más interesante que añade es la puerta prohibida, ya que indica que lo que están creando los arcadians puede ser muchísimo más peligroso de lo que se pensaban (y de lo que esperaba el lector).

The Forbidden Door / Dean Koontz / novela / Estados Unidos, 2018, 434 páginas


¿Quieres aprender a escribir novelas? Apúntate a mi lista de correo y llévate las primeras lecciones del curso de escritura online gratis y los e-books Los diez pilares fundamentales de la escritura de ficción y La diana del escritor.

Atrévete a ser escritor, el curso online



0 comentarios

Deja un comentario

.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.